El mestizaje entra en el Cuerpo.

Posted on febrero 23, 2008 por

0



ELENA OCAMPO / VIGO Me impresionan las armas. La verdad es que nunca había visto una pistola, ni había tenido una en la mano”. Es Celina Agahwa Martínez, viguesa, celina-policia.jpgde 25 años, hija de padre congoleño y madre de Meaño (Pontevedra) y comenzará a patrullar las calles a partir de julio. Su sangre procede del corazón de África y del de O Salnés y será el latido mestizo de la Policía Local en los próximos meses. Es la primera mujer mulata que se enfunda en un uniforme azul para trabajar en el Cuerpo vigués. No le faltan miedos, pero le sobran ganas. Cambió las probetas -trabajaba como técnico de laboratorio de análisis en una clínica- por las esposas. El mestizaje entra en el cuartel.
Es una de las seis mujeres que superaron las pruebas físicas y los exámenes de una dura oposición e ingresarán este año en la Policía Local, junto a otros veinte compañeros. Ahora, se prepara en la academia de A Estrada, donde vive cinco días a la semana. Cada fin de semana se escapa a la ciudad.
Ante todo, no le agrada la idea de quedarse en la oficina: “Me gustaría hacer trabajo de calle, me gusta el contacto con la gente y tengo ilusión, por ejemplo, por secciones como la de Seguridad Ciudadana o Atestados”, reconoce.
Sorprende con un marcado acento castellano. “Ya sé que no cuadra mucho, pero es que ¡yo ya nací en Vigo!”, justifica. Sus padres se conocieron por trabajo y, por amor, decidieron vivir en la ciudad. De hecho, Celina aún no ha visitado nunca el país natal de su padre.
Mujer, policía, mulata. ¿Miedo a los estereotipos; a las bromas fáciles? Celine es sincera: “Sé que la sociedad madura, es mucho más avanzada, pero eso no quita que mi presencia pueda llamar la atención”, asegura. “Tuvimos un periodo de prácticas en Vigo estas Navidades y con respecto a eso, he notado que a la gente le sorprendía…, que sí llamaba la atención”.
No tuvo vocación policial, pero decidió preparar las pruebas cuando supo que había 26 plazas y ahora se reconoce satisfecha: “Nunca lo había pensado, pero se presentó la oportunidad de las pruebas y empecé a prepararme porque vi que eran factibles y me animé a hacerlas… Al final, lo conseguí”, sonríe. Es que compaginó durante más de dos años el gimnasio para preparar el físico, con el trabajo en un laboratorio de Urología.
Por el momento está catalogada como funcionaria en prácticas: “Espero que en ese sentido salgamos de aquí preparados, aunque yo creo que también aprenderás luego, del día a día del trabajo”.
Vive cerca de Santa Cristina desde hace una docena de años. A partir del 25 de abril -día en que acaba en la academia- patrullará las calles de Vigo. “Alguna vez he visto Los Hombres de Paco”, sonríe. Pero, si tiene que elegir, se queda con el cine de acción.

Publicado en:

logo_faro-de-vigo.jpg

Anuncios
Etiquetado: , ,
Posted in: Sociedad