Se desnudan para dejar de ser invisibles

Posted on junio 8, 2008 por

0



Circularon así por Paseo de la Reforma y por las calles del Centro Histórico a bordo de sus bicicletas, sobre las que siempre son invisibles si transitan con ropa.

Alberto Cuenca
El Universal
Domingo 08 de junio de 2008

alejandro.cuenca@eluniversal.com.mxEsta ocasión sí que los vieron, cómo no, si la mayoría de ellos y ellas iban desnudos o con ropa interior, con encajes o con pintura sobre sus cuerpos.

Circularon así por Paseo de la Reforma y por las calles del Centro Histórico a bordo de sus bicicletas, sobre las que siempre son invisibles si transitan con ropa.

“Desnudos nos encontramos frente a los autos”, se leía en uno de los mensajes pintados sobre la espalda de uno de estos ciclistas.

Eran alrededor de 200 ciclistas que protagonizaron la Marcha Mundial Ciclista al Desnudo que busca hacer conciencia entre los automovilistas y peatones sobre los beneficios de usar este medio de transporte.

Sin embargo, la marcha también tuvo otro propósito: quejarse y denunciar que no existe una cultura vial en la capital del país, menos de los automovilistas “que se encierran en su burbuja e imponen su ley, y no es porque el coche sea el culpable, el culpable es quien lo conduce”, acusó el Cletosapiens.

Daniel López era uno de estos ciclistas desnudos. Él se hace llamar Cletosapiens y explicaba que esta definición es la mejor forma de entender la siguiente etapa en la escala evolutiva, la del ser humano respetuoso de su entorno, que se moverá en bicicleta, sin contaminar.

Ayer, el pelotón partió de la puerta de los leones en Chapultepec hacia el Zócalo capitalino, con consignas en contra del uso excesivo de los hidrocarburos.

Lamentan accidente

En el ambiente de esta marcha también prevalecía el recuerdo del accidente de hace una semana en Matamoros, Tamaulipas, donde un conductor en estado de ebriedad y bajo el influjo de drogas atropelló a varios ciclistas y mató a uno durante un paseo cicloturista.

“Con lo de Tamaulipas vemos que es clarísima la falta de respeto al ciclista y lo que puede ocasionar el estado de ebriedad”, lamentó Ulises Velásquez, vocero de este pelotón nudista.

Pero ayer bastó con que se quitaran la ropa para llamar la atención, para que la policía les abriera paso y los resguardara. Ningún auto se atrevió a cruzarse en su camino u obstaculizar su paso.

Los más tímidos de este pelotón preferían quedarse en ropa interior o lucir un bikini, pero el poder de atención que ejercían era el mismo que el de aquellos totalmente desnudos. Todos integraban el mismo contingente.

Los peatones se detenían boquiabiertos al paso del pelotón nudista. Reacciones de todo tipo provocaba esta marcha en Paseo de la Reforma, avenida Juárez, la calle de Madero y el circuito de la Plaza de la Constitución.

Algunos accionaban presurosos sus celulares para tomar fotografías o videos, sobre todo al paso de las pocas mujeres que se atrevieron a despojarse de la ropa o al menos descubrirse el torso. Ariadna Vallejo y Chamanek eran algunas de las que se atrevieron; la primera pintó en su espalda “Ahora sí me ves”, y sí, era casi imposible no verla. Coraje, pena, apoyo surgía de la gente, muchos se preguntaban de qué se trataba esto. “Hoy sí nos ven, hoy tenemos que venir así para que nos vean, hoy la bici sí se ve, hoy la bici sí se ve”, repetía uno de estos ciclistas a su entrada al Zócalo, secundado por el resto de sus compañeros.

Publicado en:

 

Anuncios
Posted in: Sociedad