No es pereza, son sus genes

Posted on junio 8, 2008 por

0



Muchas personas tienen ese don de saltar de la cama al primer toque del despertador.

Hombre durmiendo

Varios genes están asociados a nuestros patrones naturales de sueño.

A otros les cuesta tanto trabajo que siempre empiezan el día tarde. Y por lo general los calificamos de perezosos.

Si usted pertenece a este último grupo, no se preocupe más porque la culpa es de sus genes.

Y ahora podrá confirmarlo con una sencilla muestra bucal desarrollada por científicos británicos.

Los investigadores de la Universidad de Swansea, en Gales, desarrollaron una nueva técnica para definir los patrones naturales de sueño de una persona.

Hasta ahora se debían tomar muestras de sangre para llevar a cabo este tipo de análisis en los que se requiere medir los niveles de ARN (ácido ribonucleico).

Pero ahora, afirman los científicos, bastará con tomar una muestra bucal del individuo.

 

Reloj biológico

Se sabe que hay varios genes involucrados en los patrones naturales de sueño y vigilia, los llamados ritmos circadianos.

Los niveles de ARN producidos por estos distintos genes indican qué tan activa es una persona en diversos momentos del día.

Un gen conocido por Per2 produce los niveles más altos de ARN alrededor de las 4:00 de la mañana explica la doctora Sarah Forbes-Robertson, de la Escuela de Medicina de Swansea, quien llevó a cabo el estudio.

Y éste es el gen asociado al sueño.

Mujer despierta

El gen llamado REV-ERB que es más activo a alrededor de las 4 de la tarde está asociado a la vigilia.

Por el contrario, el gen llamado REV-ERB, funciona a ritmo contrario del Per2 y tiene su punto álgido de actividad a alrededor de las 4:00 de la tarde.

Y según los investigadores, éste es el gen asociado a la vigilia.

“Para obtener una imagen completa y precisa del ritmo circadiano natural de una persona necesitaríamos tomar muestras cada cuatro horas durante todo el día y la noche y ver cuáles son los genes que están involucrados” dice la investigadora.

“Pero ahora si tomamos muestras a las 4:00 y las 5:00 de la tarde para analizar la actividad del gen REV-ERB, podremos ver los patrones de máxima actividad del gen son antes o después de la norma de las 4 de la tarde”, explica.

“Y si el punto álgido del gen es antes de las 4:00 pm, esto indicaría que usted es un madrugador, pero si este punto álgido es después de las 5:00 pm, usted es más bien un ser nocturno”, dice Forbes-Robertson.

Aplicaciones

Esta técnica, dicen los investigadores, es la primera que permite analizar los niveles de ARN utilizando muestras bucales.

Y no sólo ha sido desarrollada para saber si contamos con una excusa genética para la pereza matutina.

Los científicos están ahora utilizándola para ver si trastornos como el Trastorno de Déficit de Atención por Hiperactividad (TDAH) están relacionados a una disfunción de los ritmos circadianos de la persona.

Y también están tratando de descubrir si es posible alterar de forma permanente la actividad de estos genes por medio de patrones de sueño antinaturales, como los trabajos nocturnos o el jet lag.

Publicado en:

 

Anuncios
Etiquetado: , ,