Cuba reduce las inversiones por el alza de los precios de los alimentos y los combustibles

Posted on junio 8, 2008 por

0



La Habana, 8 jun.

El vicepresidente cubano Carlos Lage anunció que el Gobierno del general Raúl Castro reducirá o aplazará inversiones debido al aumento de los precios internacionales de los alimentos y los combustibles, informó hoy el diario oficial Juventud Rebelde.

“Algunos de los principales programas inversionistas han sido reducidos y serán necesarias nuevas reducciones. En ningún caso se abandonan, sino que se racionalizan sus alcances y se aplazan en el tiempo”, explicó Lage el sábado tras reunirse con dirigentes municipales.

 

Según el vicepresidente, esas reducciones son “resultado del impacto en la economía de los incrementos de los precios de los combustibles, de los alimentos y de prácticamente todo lo que importamos”.

 

En 2007 Cuba gastó 1.470 millones de dólares para importar 3,4 millones de toneladas de alimentos, precisó Lage, y agregó que “para importar lo mismo a los precios de hoy habría que gastar 2.554 millones de dólares, mil millones más”.

 

El Gobierno cubano importa más del 80 por ciento de los alimentos que entrega subsidiados, mediante la cartilla de racionamiento, a once millones de habitantes de la isla, según fuentes oficiales.

 

Lage añadió que los 158.000 barriles diarios de petróleo que consumió Cuba el año pasado “costaban 8,7 millones de dólares y este año cuestan un 32% más; es decir, 11,6 millones de dólares cada día”.

 

El vicepresidente (uno de los seis del Gobierno) aclaró que, pese a las reducciones, “el plan de inversiones del 2008 es un 29 por ciento superior al del pasado año y 2,4 veces el del 2000”, pero no precisó las cifras.

 

“No voy a mencionar en esta ocasión nuestras dificultades -dijo Lage a los funcionarios municipales-. Ustedes las conocen y las viven, nuestra prensa con acierto las refleja cada vez más y la prensa internacional las amplifica y multiplica”.

 

En 2007 Cuba gastó 1.470 millones de dólares para importar 3,4 millones de toneladas de alimentos. EFEEl viernes admitió en la misma reunión “un alto grado de insatisfacción” popular respecto al plan de construcción de casas (hay un déficit de 600.000 viviendas) y el jueves medios oficiales revelaron que el saneamiento y abastecimiento de agua es “uno de los problemas más graves”.

 

Lage agregó que “hay algo que no puede esperar y que es imprescindible rescatar para que cualquier programa tenga éxito: la disciplina en la ejecución de las obras”.

 

Exigió a los funcionarios “máximo control de los recursos materiales en la obra”, así como “administrativo y obrero”.

 

“Antes de preguntar si la obra se termina en la fecha acordada -continuó-, hay que preguntar y comprobar si hay robo, y no hablo de faltantes, ni desvío de recursos, utilizo el término adecuado. La primera tarea de un jefe es que no le roben”, precisó.

 

También mencionó la escasez de mano de obra calificada y el déficit en el transporte, y se quejó de que “las horas extras en la construcción se originan casi siempre en la falta de productividad de la jornada normal”.

 

“El control de los recursos y el ahorro de todo, y en particular del combustible y los alimentos, se convierte en algo esencial, decisivo, impostergable”, agregó.

 

Pese a los problemas, para el vicepresidente “son indiscutibles los avances de la revolución en estos años del nuevo siglo, con relación a los años más duros del Período Especial” (así llaman los cubanos a la bancarrota que padecieron por el desplome del bloque soviético).

 

Según Lage, ahora hay “suministro cada vez más estable de electricidad, mayor disponibilidad de alimentos y medicamentos, reparación de escuelas y hospitales, esfuerzos superiores en la vivienda y el transporte, mejoras en el abasto de agua para un número creciente de personas”.

Publicado en:

Anuncios
Posted in: Mundo