Suman siete los desertores del equipo cubano de fútbol

Posted on marzo 14, 2008 por

0



 Con siete bajas, el equipo cubano queda reducido a 12 jugadores, lo que de hecho anula su participación en el grupo eliminatorio “A” del certamen.

Otros dos jugadores desertaron de la selección cubana que compite en el Torneo Preolímpico de Fútbol de la CONCACAF en Tampa, sumándose a cinco de sus compañeros que anunciaron ayer su decisión de permanecer en Estados Unidos.

El defensa Yendry Díaz y el mediocampista Eder Roldán, ambos de 20 años, abandonaron también el hotel donde se alberga la escuadra nacional de Cuba y se encuentran al amparo de familiares y amigos.

Con siete bajas, el equipo cubano queda reducido a 12 jugadores, lo que de hecho anula su participación en el grupo eliminatorio “A” del certamen.

De esa docena, el delantero Roberto Linares recibió tarjeta roja durante el partido inaugural frente a Estados Unidos y no podría jugar hoy contra Honduras, mientras que otro integrante de la nómina se encuentra lesionado, reduciendo la cantidad de jugadores cubanos disponibles a sólo 10.

La CONCACAF pudiera eliminar oficialmente de la competencia al plantel cubano, decisión que se conocerá en las próximas horas. El partido frente a Honduras aparece fijado para este jueves a las 5:30 p.m.

Díaz, oriundo de Matanzas, declaró que estaba decidido a escapar de la delegación cubana una vez concluida la competencia, pero se vio obligado a adelantar los planes tan pronto conoció de la fuga de cinco integrantes de su equipo, la noche del pasado martes.

“Estoy preocupado por el equipo, pero mis compañeros lo hicieron antes y ya no se puede hacer nada más”, manifestó Díaz, quien confirmó la deserción de Roldán.

Ambos viajaron desde Tampa a la ciudad de Orlando, en Florida.

El jugador relató que no observó especiales controles de vigilancia en el Hotel Doubletree Tampa Westshore Airport, y que salió caminando del lugar sin sentirse perseguido.

“Quiero hacer lo que siempre quise, jugar en un equipo profesional de fútbol”, afirmó Díaz.

Su compañero de filas, el también defensa y capitán del equipo,Yenier Bermúdez, anunció en la tarde de ayer que otros dos jugadores cubanos habían desertado. Poco después, Díaz participó en una entrevista telefónica con el canal ESPN Deportes durante la transmisión del partido de anoche entre México y Canadá, celebrado en Carson, California.

“Yo me siento también mal, porque el equipo nos necesitaba para seguir adelante, pero esta era una decisión tomada con antelación”, expresó Bermúdez, que ayer recibió elogios de la prensa oficial cubana por su desempeño en el partido contra Estados Unidos.

Con Bermúdez se fugaron además los defensas Erlys García Baró y Loanny Cartaya Prieto, el mediocampista Yordanis Alvarez, todos de 22 años, y el arquero José Manuel Miranda, de 21. El grupo llegó a West Palm Beach en la madrugada del miércoles tras viajar por carretera desde Tampa.

Bermúdez dijo que antes de viajar a Estados Unidos el equipo recibió una especial preparación ideológica para evitar deserciones ante el asedio de los cazatalentos del deporte.

El técnico de la selección, Raúl González, manifestó la pasada semana en La Habana que se había hecho un “trabajo bastante fuerte en la preparación político ideoógica” de los futbolistas.

Según González, los jugadores jóvenes de la selección nacional representan una mercancía barata para cualquiera, pero aseguró que se sentía optimista para enfrentar los posibles “intentos de los mercenarios” del deporte.

El pasado año estuvo marcado por una ola de deserciones en el deporte cubano.Los campeones olímpicos de boxeo Odlanier Solís, Yan Bartelemí y Yuriorquis Gamboa escaparon en Venezuela; los futbolistas Osvaldo Alonso y Léster Moré lo hicieron durante la Copa de Oro de la CONCACAF en Estados Unidos; el balonmanista Rafael Dacosta en Brasil y el pelotero Alexei Ramírez se fue a República Dominicana para luego firmar un jugoso contrato con los Medias Blancas de Chicago.

Publicado en:

elnuevo.com 

Anuncios
Posted in: Mundo