Ahora los niños van al colegio a aprender a leer, a escribir y a… ser ingenieros

Posted on marzo 13, 2008 por

0



March 13, 2008 4:33 a.m.

Por Anne Marie Chaker

En el Aula 10 de la escuela primaria Odyssey en Colorado Springs, el maestro Erik Russell dirige una clase de 27 alumnos de cuarto grado en una clase que no es de lectura ni de redacción, sino de ingeniería.

De ingeniería química, para ser más exactos. Como parte de una lección sobre sólidos y líquidos, los estudiantes deben mezclar gradualmente harina, agua y sal, y anotar qué es lo que pasa según van cambiando las cantidades, hasta alcanzar una consistencia perfecta de plastilina.

Lo que puede parecer un juego de niños es de hecho una iniciativa experimental de trasladar la ingeniería desde la educación superior hacia grados sorprendentemente menores. Naturalmente, desde siempre los niños han aprendido los clásicos principios básicos de la ciencia a través de ejercicios como el crear volcanes de levadura y vinagre. Pero estos programas educativos están diseñados específicamente para inspirar a futuros ingenieros. Éstos se concentran en la resolución de problemas y proyectos de diseño que se enfrentan más con el mundo moderno creado por el hombre que con la teoría.

A la zaga

Este esfuerzo está alimentado en parte por la preocupación de que en matemática y ciencia, los estudiantes estadounidenses se están quedando rezagados frente a otros países, especialmente competidores industriales como China, Japón y Corea del Sur.

Las empresas de Estados Unidos tienen un interés de negocios en cultivar a sus propios ingenieros, en medio de la preocupante evidencia de su inminente escasez. En 2006, el 62% de los doctorados en ingeniería del país fueron a parar a manos de extranjeros, frente al 50% en 2000, según un reciente informe de la American Society for Engineering Education.

Pese a que muchos reguladores y educadores están apoyando estas revolucionarias iniciativas, las investigaciones todavía no ilustran cuán efectivas son a la hora de mejorar la educación científica de los niños. “Son necesarios estudios más rigurosos y más a largo plazo para confirmar estas teorías tan tentadoras”, reconoce Greg Pearson, director de programas de la National Academy of Engineering.

La presión para que se incremente el énfasis en la práctica en la preparación técnica coincide con un momento en el que otras autoridades educativas insisten en que es necesario volver a las raíces más elementales, especialmente cuando se trata de enseñar matemáticas.

Cuentos de ingeniería

En el currículo de la ingeniería, algunos de los nuevos cursos son más técnicos, requiriendo computadoras y programas informáticos de diseño de ingeniería. Otros tratan más con el desarrollo profesional, mostrándoles a los profesores cómo integrar los conceptos de la ingeniería y la tecnología a sus clases. A su vez, la inquietud de un grupo de profesores es cómo estimular a los más jóvenes a empezar a plantearse los principios de la ingeniería poco a poco y en formas que puedan entender, como por ejemplo, a través de cuentos.

Uno de los cursos que se enseña en EE.UU., Engineering is Elementary, algo así como La ingeniería es elemental, está compuesto por 14 unidades que tratan temas como el equilibrio y las fuerzas (ingeniería civil) y los insectos y las plantas (ingeniería agrícola). Los temas se introducen a partir de historias que tienen lugar en países en todo el mundo. Por ejemplo, un capítulo sobre el agua, que corresponde a la ingeniería medioambiental, es presentado a través del cuento “Salvando a la Tortuga de Salila”, que trata sobre una niña en India preocupada por la contaminación del agua en la que vive su tortuga, y cómo trata de crear un mejor hábitat para su mascota.

El alumno de cuarto grado Logan Branham acaba de terminar una unidad de ingeniería química en la escuela primaria Odyssey y dice que espera con ilusión tomar más clases en este campo. “Me gusta la parte de resolver problemas, como cuando vimos ingeniería geotécnica”, dice el estudiante de 10 años. Si su objetivo inicial de convertirse en bombero no resulta, asegura que cuando crezca le gustaría ser ingeniero.

Publicado en:

wsj-logo1.gif

Anuncios
Etiquetado:
Posted in: Sociedad