Bolivia defiende su coca en Viena

Posted on marzo 10, 2008 por

0



Redacción BBC Mundo


Hojas de coca.

El gobierno boliviano exige que retiren la hoja de coca de la lista de drogas peligrosas.

Representantes del gobierno de Bolivia se encuentran en Viena para participar en la convención sobre drogas organizada por Naciones Unidas, para reivindicar el uso tradicional de la hoja de coca.

Después de que el gobierno de Evo Morales rechazara el informe de la Junta Internacional de Estupefacientes (JIFE) en el que se exhorta a abolir el consumo de la hoja de coca, la delegación boliviana pedirá en la convención que retiren de la lista de drogas peligrosas lo que ellos llaman “la hoja sagrada” de coca, pues consideran la medida como un ataque a su cultura.

El viceministro de Coca y Desarrollo Integral, Gerónimo Meneces, le explicó al colaborador de BBC Mundo en La Paz, Andrés Schipani, que su gobierno quiere que la ONU entienda y respete que “la coca en Bolivia es una cultura y una tradición, porque la coca en su estado natural no es cocaína”.

La comunidad internacional ha pedido en reiteradas ocasiones que se reduzca el cultivo de coca -entre ellos a Bolivia, que ostenta el tercer lugar en el ranking de productores de cocaína en el mundo- pues consideran que gran parte de la cosecha es para el tráfico de drogas.

Cero cocaína, no cero coca

Evo Morales, presidente de Bolivia.

La consigna de Evo Morales es “cero cocaína, pero no cero coca”.

Schipani explicó que, cuando Evo Morales fue elegido hace dos años como el primer presidente indígena de Bolivia, uno de sus principales objetivos fue defender la hoja de coca con la política “cero cocaína, pero no cero coca”.

“Una parte importante del plan de Morales era reducir las plantaciones de coca dejándolas única y exclusivamente para su uso “tradicional”, como es masticar la hoja o hacer una infusión de ella”, agregó.

Con esta medida, por un lado continuaría la ancestral tradición Inca y por el otro mantendría el sustento de vida de unas 300.000 familias.

Sin embargo la JIFE hizo un llamado para prohibir estos usos tradicionales debido a que lo ve como un potencial para su industrialización y exportación.

Una afirmación que rechaza el gobierno boliviano pues -según el viceministro de Coca y Desarrollo Integral- “la comunidad internacional no está entendiendo lo que pasa en nuestro país”.

Un alimento

Hojas de coca en un mercado de Bolivia.

El cultivo de coca es el sustento de unas 300.000 familias bolivianas.

“Piensan que la coca en su estado natural es cocaína, y es totalmente falso. La coca también es alimento, tiene 24 alcaloides y uno de esos evidentemente es cocaína, pero nosotros no estamos defendiendo eso. Así que le estamos pidiendo a la comunidad internacional que diga la verdad”, agregó Meneces.

De acuerdo con un informe de la JIFE, masticar la hoja de coca contribuye en la adicción a la droga.

No obstante, una fuente de la delegación de la ONU en la capital de Bolivia, La Paz, le dijo a la BBC que se había malinterpretado el informe de la Junta pues “la prohibición del uso tradicional de la coca no es uno de los puntos clave”.

Mientras que en Viena se discute sobre el uso de la hoja de coca, en Bolivia están organizadas una serie de manifestaciones en contra de la postura de la JIFE.

“Marcharemos porque la coca lo es todo para nosotros”, dijo un cultivador.

Publicado en:

BBCMundo.com 

Anuncios
Posted in: Mundo