Los cincuenta ya no son lo que eran

Posted on marzo 8, 2008 por

0



Sharon Stone, Madonna o Michelle Pfeiffer, ajenas al paso del tiempo, cumplirán medio siglo de vida durante el 2008.

efe-logo.jpg

 

La batalla campal que Hollywood mantiene contra las leyes de la biología estará en el 2008 de celebraciones gracias a los espléndidos cincuenta años que cumplen Sharon Stone, Madonna, Annette Bening y Michelle Pfeiffer, entre otras, rostros que permanecen en un limbo ajeno al paso del tiempo.

Cosmética o cirugía, calidad de vida o presupuesto para afrontar los últimos avances químicos, la juventud intenta con mejores o peores resultados ampliar su reinado por exigencias de los cánones estéticos de Hollywood o en beneficio de un buen espectáculo de música y baile.

Claro que, a juzgar por la situación de las carreras de Stone -que los cumple el próximo lunes- y Pfeiffer -que los celebrará el 29 de abril-, se puede concluir que Hollywood aplica una vez más su legendaria doble moral: no quiere que sus estrellas envejezcan, pero el milagro estético resulta poco creíble para mimetizarse con personajes «de carne y hueso».

Sharon Stone, que desempolvó con cierto patetismo su personaje de Catherine Tramell en la secuela de Instinto Básico, ha tenido que refugiarse en el cine independiente, en el que se ha desenvuelto mejor como secundaria de lujo en títulos como Broken Flowers (2005) y Bobby (2006), que como protagonista de la vapuleada -y producida por ella misma- «When a Man Falls in the Forest» (2007).

Pese a sus esfuerzos por mantener el estatus de estrella, sus derroteros siguen al margen de los grandes estudios, aunque pueden ser alentadores sus próximos filmes: Dirty Tricks, una trama política de bajo presupuesto junto a Brad Pitt y Jim Broadbent, y Five Dollars a Day, una comedia del director de «Las chicas del calendario» (2003), Nigel Cole, junto a Christopher Walken.

Pfeiffer, que ha vivido un breve renacer en 2007 con Hairspray y Stardust, no tiene en cartera ningún proyecto de envergadura, aunque se rumorea que protagonizará la próxima película de Stephen Frears, que le proporcionó el trampolín profesional en Las amistades peligrosas (1988).

Otras actrices de la quinta, como Andie McDowell -consagrada a los anuncios de cosmética y que cumple el 21 de abril-, la ganadora del Óscar Holly Hunter -20 de marzo- o Madeleine Stowe -18 de agosto-, también retan al paso del tiempo en sus carnes pero, en cambio, no están evitando que sus papeles se distancien, pierdan enjundia y se les retire el beneplácito de Hollywood.

Nunca lo tuvo Madonna -16 de agosto-, pero ella es de otra disciplina, la música, en la que la imagen, pese a todo, sigue siendo también muy importante. Y en su caso, no es tan impactante la conservación facial -que es envidiable- sino la forma física que le ha permitido emprender maratonianas giras en las que asumía coreografías y contorsiones dignas de una supermujer.

Este año, editará nuevo disco, «Hard Candy», y promete volver a las andadas no sólo en los escenarios, sino para demostrar que la sexualidad y la provocación también han dilatado su fecha de caducidad oficial, nada que ver con la situación que vive su compañero de monarquía del pop, Michael Jackson, que también cumplirá en 2008 los cincuenta, el 29 de agosto.

En España, Luz Casal -11 de noviembre- disfruta de una segunda juventud tras superar un cáncer de mama que le ha inspirado para componer su último álbum, Vida tóxica, aunque su pacto con la edad se inscribe en los terrenos de lo natural.

De la misma manera, Annette Bening -29 de mayo- que, además de una excelente actriz, tiene el mérito de haber metido en vereda al galán más promiscuo de Hollywood, Warren Beatty, luce una sensual madurez que no se enturbia por las marcas de la edad, como lució esplendorosamente en «Conociendo a Julia» en 2004.

La argentina Cecilia Roth -8 de agosto-, sin embargo, encontró la cumbre física y profesional a los cuarenta gracias a «Martín (Hache)» (1997) y «Todo sobre mi madre» (1999), y vuelve a tener para este año un papel de altura en la nueva película de Daniel Burman, «El nido vacío» y «Epoxy», junto a Dario Grandinetti.

Publicado en:

logo_lavoz.jpg

Anuncios
Posted in: Ocio y Gente