El barco que caza terremotos

Posted on marzo 7, 2008 por

0



 DANIEL MEDIAVILLA – Madrid

Frente a las costas de Japón, en la fosa de Nankai, dos placas tectónicas tienen sus más y sus menos. A una velocidad de cuatro centímetros por año, la placa del Pacífico se desliza bajo la euroasiática. Cuando el roce es demasiado intenso, las placas se enzarzan y acumulan tensión que se acaba por descargar con violencia en forma de terremotos.

Los investigadores saben que en lugares como Nankai se generan los seísmos. Sin embargo, conocen muy poco sobre los entresijos del proceso. Esto es lo que se pretende cambiar con los estudios que ya se llevan a cabo con el Chikyu, el mayor buque oceanográfico de perforación del mundo.
En la primera fase del proyecto, que se ha desarrollado entre septiembre de 2007 y febrero de 2008, un equipo internacional de 16 investigadores –compuesto principalmente por japoneses y estadounidenses– ha realizado perforaciones de entre 400 y 1.401 metros en el subsuelo del océano.

El sistema de sondeo utilizado permite recoger información sobre las características de los materiales atravesados al mismo tiempo que se perfora. Y ya se han obtenido indicadores sobre el empuje de las fallas. La investigadora del CSIC María José Jurado, que ha participado en esta primera expedición del Chikyu, explicó que los primeros datos obtenidos muestran que las fuerzas de empuje a la que se ven sometidos los materiales en ese manantial de terremotos no son uniformes. “Este hallazgo dibuja una situación más compleja de lo que pensábamos”, apuntó Jurado.

En expediciones sucesivas, el Chikyu realizará perforaciones cada vez más profundas, hasta alcanzar los seis kilómetros bajo el subsuelo marino en 2012. Allí, en el lugar donde las fallas se juntan y se generan los terremotos, se colocarán observatorios permanentes con el fin de estudiar de forma minuciosa qué pasa antes, durante y después de un movimiento sísmico. Estas investigaciones proporcionarían, en último término, la capacidad para mejorar los sistemas de predicción de seísmos.

Expedición en Europa

En el futuro, “si las propuestas tienen el interés necesario” para que merezca la pena el alto precio del Chikyu, sería posible que el barco realizase prospecciones en regiones con riesgo sísmico más cercanas, como el Mediterráneo.

Además de investigar sobre el origen de los terremotos, el gigantesco buque japonés servirá para estudiar si existen microbios muy por debajo del suelo oceánico, donde podrían sobrevivir alimentándose de la energía química y calorífica de las rocas oceánicas. Un hallazgo de este tipo apoyaría la teoría que propone que la vida se originó en un ambiente como el del subsuelo marino, protegida allí de una superficie terrestre con condiciones muy hostiles.

Por último, las perforaciones del Chikyu se realizarán también con la intención de buscar yacimientos de hidrocarburos.

Publicado en:

Público 

Anuncios
Etiquetado: ,