Cruce de promesas y reproches en el segundo `cara a cara´

Posted on marzo 4, 2008 por

0



 Zapatero propone medidas para reactivar la economía y Rajoy le acusa de negar la realidad del país. El candidato del PP ve “insostenible” la actual política migratoria y el del PSOE recuerda el “coladero” anterior .

AGENCIAS / MADRID El segundo `cara a cara´ entre los candidatos a la presidencia del Gobierno de los dos principales partidos nacionales, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, organizado por la Academia de Televisión y que anoche tuvo lugar en el Palacio de Congresos de Madrid, se saldó con promesas y reproches por parte de ambos. Los turnos se dividieron en bloques temáticos.ECONOMÍA Y EMPLEO
Zapatero: “Siembran dudas y miedos para ganar votos”
Rajoy: “Usted ha preferido dedicarse a otras cosas”
En el primer bloque del debate, José Luis Rodríguez Zapatero prometió acometer varias medidas para reactivar la economía en este momento de desaceleración, mientras el líder del PP, Mariano Rajoy, le acusó de “negar la realidad” económica y por ello ser “incapaz” de afrontarla.
En su segundo “cara a cara” televisado, el candidato socialista enumeró las seis medidas económicas que pondrá en práctica de manera inmediata si gana las elecciones, que aseguró serán “efectivas y constructivas”, frente al “catastrofismo” del PP.
El presidente del Gobierno volvió a acusar a Rajoy de no haberse preocupado por la economía hasta los últimos meses y de que al líder de la oposición le ha importado “un bledo” la economía de las familias hasta ahora.
Por su parte, Rajoy, a quien Zapatero le acusó la semana pasada de haber dedicado a la economía sólo tres minutos de media en cada debate sobre el estado de la nación, aseguró que la primera pregunta de control que le hizo al presidente en esta legislatura fue sobre economía, extremo que éste negó.
El líder del PP también tuvo acusaciones para Zapatero, y especialmente dura fue la de haber hecho cosas “letales para la seguridad pública”, como “intervenir en la vida de Endesa” y “organizar opas desde fuera”.
Rajoy recordó también sus principales promesas para reactivar la economía, como las de bajar el IRPF y el impuesto de sociedades, especialmente para las pequeñas y medianas empresas, que son las que, subrayó, más riqueza y empleo crean.
Para esta reactivación, Zapatero prometió adelantar el plan de infraestructuras para compensar la caída en la construcción, construir 150.000 viviendas de protección oficial y recolocar a los parados del sector, además de recordar la deducción de 400 euros, la extensión gratuita del plazo de las hipotecas. Asimismo se comprometió a propiciar un acuerdo con el sector de la distribución para reducir los márgenes de los precios de consumo, y a crear un observatorio que compare los precios de los distintos proveedores y estimular la competencia.
Pese a estas propuestas, Rajoy le recordó a Zapatero que la tasa de inflación estaba en el 2,1 por ciento cuando el PSOE llegó al poder y ahora se sitúa en el 4,4 por ciento -según el indicador adelantado de febrero-, ejemplo que utilizó para acusar al Gobierno socialista de no haber hecho reformas económicas en estos cuatro años.
El candidato popular insistió en que el PSOE ha vivido la mayor parte de esta legislatura de la “herencia” recibida del PP y de la “inercia”, porque Zapatero “ha preferido dedicarse a otras cosas” como a negociar con ETA o a “hacer cábalas con España”, con las reformas estatutarias.
Zapatero, por su parte, volvió a criticar el “catastrofismo” que siembra el PP y le recordó a Rajoy una entrevista hecha recientemente al secretario de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, en la que éste aseguró que la estrategia de ese partido se centra en incentivar la abstención de los socialistas indecisos.
“Ésa es la razón por la que (los populares) siembran dudas y meten miedo, para ganar votos”, añadió Zapatero.
El presidente del Gobierno reiteró su compromiso de alcanzar el pleno empleo y acometer una nueva subida de pensiones y del salario mínimo en la próxima legislatura.
Mientras, Rajoy subrayó otras promesas como la de reducir el gasto público por debajo del crecimiento nominal de la economía o “cuidar los precios regulados” como el del gas y la electricidad, además de lograr que “trabajen tantas mujeres como hombres fuera de casa” y garantizar “organismos reguladores que no se metan con la vida de las empresas”.

POLÍTICAS SOCIALES
Rajoy: “Hay españoles que pierden derechos sociales porque vienen extranjeros”
Zapatero: “Sólo pueden venir y quedarse los inmigrantes con trabajo”
El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, denunció que la política migratoria del Ejecutivo no puede seguir “ni un minuto más” sin provocar “grandes problemas”, y José Luis Rodríguez Zapatero le ha recordado que el PP permitió que se “colaran” más de un millón de inmigrantes.
En el segundo debate televisado con Zapatero, el candidato popular ha asegurado que está a favor de la inmigración pero “legal, con contrato y con integración”.
Rajoy ha subrayado que “hay que expulsar a los que delinquen aunque lleven cinco años en España, prohibir por ley las regularizaciones masivas y crear una agencia de empleo” que gestione los contratos de los extranjeros.
Además, ha dicho, hay que promover ayudas al desarrollo y repatriar a los inmigrantes ilegales porque “no se puede permitir que haya españoles que pierden derechos sociales porque vengan extranjeros con un nivel más bajo de renta”.
En la réplica, Zapatero le ha recordado que en la anterior etapa del PP “se colaron” en España más de un millón de inmigrantes ilegales a los que regularizó con un bono de autobús o la factura de “una rueda de bicicleta”.
Además, ha reafirmado su compromiso con el diálogo social para gestionar la inmigración, sin el cual -dijo- no es posible desarrollar una política eficaz en esta materia. Recalcó que a España sólo “pueden venir y quedarse” los inmigrantes con trabajo, y ha destacado la importancia de luchar contra la inmigración irregular, en el control de las fronteras y en la devolución de los ilegales a sus países de origen.
Sin embargo, Rajoy ha insistido en que los españoles también tienen derecho a acceder a plazas de comedor de colegio, a adquirir una vivienda, a la sanidad pública, y por tanto, “se trata de atender a todos y usted parece que lo ha olvidado”. De hecho, aseguró, esa política ha sido puesta “de vuelta y media” por los ministros de Interior de Italia, Francia, Polonia y Reino Unido.
Ley de Dependencia
En cuanto a la ley de Dependencia, Zapatero ha acusado al PP de “boicotear” su aplicación en las comunidades autónomas en las que gobierna, afirmación refutada por Rajoy. Tras calificar de “histórica” esta ley, el candidato del PSOE dijo que su desarrollo será un meta “primordial” en materia de política social durante la próxima legislatura.
Según Rajoy, lo más importante para que exista una buena política social es que exista una buena política económica, “que es lo que usted no ha hecho”.
En educación, Rajoy ha recordado la posición de España en el informe PISA, ha defendido el mérito, el trabajo y el esfuerzo, que no se pase de curso en Bachillerato con cuatro suspensos, que se respete al profesor que va al centro a enseñar y el alumno que va a aprender y ha acusado a Zapatero de “pésima gestión” de la educación pública.
Rodríguez Zapatero planteó la creación de plazas de guardería en los centros de trabajo cuando lo pidan al menos seis trabajadores, que se crearán 300.000 plazas de Infantil para niños de 0 a 3 años y ha recordado que su gobierno ha financiado completamente el tramo de 3 a 6 años, mientras que el PP no puso “ni un duro”.

POLÍTICA INSTITUCIONAL
Zapatero: “El Gobierno socialista ha trabajado
por la cohesión territorial”
Rajoy: “Usted no tiene ninguna idea de España”
Rodríguez Zapatero anunció que si gana las elecciones en la próxima Legislatura se celebrarán tres conferencias de presidentes autonómicos, mientras que el líder del PP, Mariano Rajoy, ha prometido una ley que garantice la enseñanza del castellano.
En su intervención televisiva, el candidato socialista a la reelección explicó que las tres conferencias de presidentes versarán sobre violencia de género, educación y cambio climático, y se comprometió a negociar un nuevo modelo de financiación autonómica y local.
Zapatero dijo que el Ejecutivo socialista ha trabajado por la cohesión territorial de los españoles, con una reducción de las desigualdades entre autonomías en cuanto a su renta per cápita.
Anunció también que en la próxima legislatura el AVE, un elemento de “cohesión”, llegará a todas las comunidades autónomas, “empezando por Valencia”, y se ejecutará una red de autovías “más integradora y vertebral”.
Lengua y educación
Mariano Rajoy, por su parte, prometió que si llega a La Moncloa lo primero que hará será una ley que permita garantizar que todos los ciudadanos puedan mandar a sus hijos a estudiar castellano, sea el colegio que sea.
La política lingüística ha centrado gran parte de este bloque de política institucional, en el que Rajoy ha instado a Zapatero en varias ocasiones a que le aclarase si apoyaría la citada ley y le ha acusado de apoyar las sanciones a los comercios que en Cataluña sólo rotulan en castellano.
Zapatero ha culpado a Rajoy de enfrentar a unas comunidades con otras e incluso a ciudadanos de una misma autonomía a costa de la lengua y le ha recordado que la política lingüística actual es la misma desde hace 20 años.
Zapatero ha asegurado que “el PSOE es el eje central de la democracia en España”, antes de recordar que los socialistas han estado en “todos los consensos desde la transición”, como el constitucional, el autonómico o antiterrorista, y “siempre sin condiciones”.
Sin embargo, a juicio de Rajoy, es el PP el que está “en el centro de este país en este momento”. “Usted pierde la perspectiva porque se ha ido hacia otro lugar”, le ha dicho, antes de sostener que el PSOE lo que ha hecho ha sido inaugurar las obras que el PP había puesto en marcha.
Como en anteriores ocasiones, Rajoy aprovechó el debate en televisión para volver a acusar a Zapatero de actuar como “aprendiz de brujo” para abrir un proceso en materia territorial, que ha sido uno de sus “grandes fracasos”.
A este respecto ha insistido en que Zapatero ha enfrentado a unas comunidades con otras por el tema de la lengua, del agua o de los estatutos, los mismos temas que el candidato del PSOE ha criticado del PP.
“Usted no tiene ninguna idea de España -ha agregado Rajoy-; se presenta con gráficos, pero no tiene ni una idea de su país”.
Pero Zapatero le ha replicado que el PP usa los territorios para “enfrentar y dividir” y le ha señalado a Rajoy de que presume de tener una idea de España, que es “la que le interesa en cada momento y en cada lugar”.
Rajoy ha concluido señalando que ahora es necesario un Estado fuerte, que pueda garantizar la igualdad de los españoles, la cohesión y la solidaridad entre los territorios. “Usted aquí ha fracasado”, ha dicho.

INTERIOR Y SEGURIDAD
Zapatero: “Con el PSOE ha habido cuatro muertos por terrorismo; con el PP, 238”
Rajoy: “Da la sensación de que quiere volver a ganar por Irak y el 11-M”
El terrorismo centró los más duros ataques entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy en el segundo debate televisado. Mientras el candidato del PSOE prometió apoyar “sin condiciones” al Gobierno sea cual sea el resultado electoral, Rajoy dijo que sólo lo hará si no se negocia con los terroristas.
Durante un crudo intercambio de acusaciones, ambos candidatos a la Presidencia del Gobierno entremezclaron los reproches a cuenta de los atentados del 11-M, la guerra de Irak y las víctimas del terrorismo.
Zapatero recordó que él apoyó al último Gobierno del PP, durante el que fallecieron 238 personas en atentados terroristas, algo que no ha hecho el Partido Popular, pese a que durante la última legislatura han muerto cuatro personas.
De inmediato y sin esperar a su turno de réplica, Mariano Rajoy interrumpía a Zapatero para criticarle por haber “presumido” de haber tenido “menos muertos” que el PP. “No creía yo que iba a presumir de tener menos muertos”, se quejaba el líder ‘popular’, que además acusó a Zapatero de romper el Pacto Antiterrorista y haber dado a ETA “la categoría de interlocutor”.
Por su parte, el candidato socialista echó en cara a Rajoy el haber utilizado de forma partidista la lucha contra el terrorismo, igual que hizo con los atentados del 11-M. Zapatero declaró su convicción moral de que los ‘populares’ deberían pedir perdón a los españoles por su actitud entre el 11 y el 14 de marzo de 2004, mientras que Rajoy acusó al jefe del Ejecutivo de haber ganado las elecciones anteriores “por Irak y por el 11-M”.
“Da la sensación de que quiere volver a ganar las elecciones por Irak y por el 11-M”, recalcó Rajoy.
De esta forma, ambos candidatos utilizaron la lucha contra el terrorismo y el 11-M, así como la guerra de Irak, para cruzarse fuertes acusaciones.
En este punto del debate, Zapatero renovó el compromiso personal que entabló cuando retiró las tropas de Irak de que mientras él sea presidente, “no saldrá un solo soldado de España a una guerra ilegal”.
Rajoy, sin embargo, recriminó al candidato socialista de mentir a los ciudadanos, porque apoyó la resolución de la ONU que avalaba una fuerza multinacional para reconstruir Irak dos meses después de que retirara la tropas.
“Es una de sus grandes mentiras y contradicciones”, le reprochó el líder del PP.
Rajoy añadió: “Mintió a los españoles para quedar bien internamente y porque creía que le daba fuerzas y apoyos. Usted si que utilizó el terrorismo y no otros”.
“¿Cumplir la palabra dada a los ciudadanos es quedar bien? ¿Qué concepción tiene de la democracia? Ahora entiendo muchas cosas”, le contestaba Zapatero.
El dirigente socialista le emplazó a decir a los españoles si “sigue apoyando la guerra de Irak” y si fue una “buena aventura”.
“¡Está defendiendo la guerra de Irak!”, le espetó Zapatero.
Por último, Zapatero aprovechó este segundo cara a cara con Rajoy para hacer hincapié en el esfuerzo de su Gobierno en la lucha contra el terrorismo islamista, con un aumento de 1.200 policías dedicados a este tipo de terrorismo, y anunció que incrementará en otros 500 los agentes dedicados a combatirlo.

RETOS DEL FUTURO
Rajoy: “Entre las muchas cosas pendientes está el AVE de Galicia”
Zapatero: “Invertiremos en VPO, aeronáutica, energías renovables y biotecnología”
En su intervención final en el segundo cara a cara televisivo, el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha propuesto al PSOE un pacto para modernizar y consolidar el sistema de protección social, especialmente las pensiones y la sanidad.
Rajoy también ofreció a Zapatero un pacto para derrotar a ETA, “no para negociar a ETA”, y dijo que entre “las muchas cosas pendientes está el AVE a Galicia”. Tras resaltar que éste es “un gran país”, el líder del PP concluido aludiendo a la niña que ya mencionó en el anterior debate con Zapatero y que, según dijo, “está en mi cabeza y en mi corazón”.
Por su parte, el candidato del PSOE prometió la construcción de 150.000 viviendas de protección oficial este año (VPO). No obstante, también comprometió a invertir en aeronáutica, energías renovables y biotecnología más que lo que se destina al sector inmobiliario. Por último, Zapatero se refirió a la lucha contra el cambio climático como uno de sus “retos” de futuro.

Publicado en:

FARO DE VIGO

Anuncios
Posted in: Mundo