Zapatero cree que es posible hacer el amor en campaña ‘en los 15 días’ y Rajoy lo ve ‘difícil’

Posted on marzo 3, 2008 por

1



A pocas horas del segundo debate electoral, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy han mantenido un cara a cara diferente. Éste, de perfil. Y sin que sus partidos puedan pactar los temas de los que hablar. Aquí el ‘moderador’ ha preguntado. Preguntas diferentes para un cara a cara diferente, con sonrisa incluida. Mérito todo de Jordi Évole ‘El follonero’, que ha emitido el resultado en ‘Salvados por la campaña’ de laSexta.

 

Cuestionario idéntico para ambos. Las que siguen son sus respuestas. Si las prefieren compañadas de gestos, pueden escuchar una parte con sólo pinchar el vídeo. Seguro que en el debate del lunes no será lo mismo.

En campaña, ¿cuántas veces se ducha? Zapatero.- Normalmente, dos.

Rajoy.- Una

¿Reza por la noche?

Z.- No.

R.- Casi siempre.

¿Ha ido a alguna boda homosexual?

Z.- No.

R.- No.

¿Qué cosa le han dicho sus asesores que no haga, pero que usted sigue haciendo?

Z.- Varias. Es recurrente que cuando estoy en un mitin y la gente aplaude no me pare, siga adelante con la idea, porque se corta.

R.- Fumar puros.

¿Tiene familiares que votan a otros partidos?

Z.- Puede que uno.

R.- Sí.

¿Cuántas personas le escriben los discursos de campaña?

Z.- Son de quien los hace pueden pasarte ideas. Sobre todo, el mitin es algo que te sale de la piel es muy, muy de uno mismo.

R.- Dos.

¿Qué ‘maja’ de Goya le gusta más? ¿La vestida o la desnuda?

Z.- La desnuda.

R.- Las dos.

Cite una virtud de su oponente que usted no tiene.

Z.- Pues que ante cualquier problema, se fuma un puro.

R.- Eso es una de las preguntas más difíciles que me han hecho en mi vida. No lo sé.

¿Qué pasaría si un hijo suyo se hiciera militante del otro partido?

Z.- Respetarlo. No va ser fácil.

R.- Nada.

¿Ha tenido colgado en la pared alguna vez el póster del Che?

Z.- Es probable.

R.- No.

¿Ha corrido delante de la policía alguna vez?

Z.- Pocas veces. Creo que una o dos en León.

R No.

¿Por qué en las campañas no se habla de sexo si es un tema que interesa a todos los españoles?

Z.- Porque esta sociedad todavía es bastante pudorosa. Yo creo que incorporar ese debate en el terreno público produce un cierto pudor.

R.- ¡Oiga! ¿Quién le dice a usted que yo no voy a hablar de eso en la campaña?

Voy a ser poco pudoroso: ¿se puede hacer el amor durante 15 días de campaña?

Z.- ¿Todos los días? Durante los 15 días, sí.

R.- Difícil.

¿Cuántas horas duerme al día en campaña?

Z.- Seis horas, seis horas y media.

R.- Siete y media.

¿Duerme bien?

Z.- Sí, duermo bien.

R.- Sí, pero… toco madera.

¿Quiénes son las personas que se sitúan detrás de usted en un mitin?

Z.- Pues, la verdad es que no lo sé; suele ser gente joven, compañeros del partido, militantes… Pocas veces les conozco antes.

R.- Bueno, normalmente los que coloca allí el partido, depende del sitio donde esté ¿no? Siempre los coloca el partido.

¿Cuál es el piropo que más le dicen cuando pasea por las calles?

Z.- No paseo mucho por las calles, pero en los mítines y tal, normalmente lo de ‘valiente’.

R.- ‘Guapo’. Lo cual revela el sentido del humor de los españoles.

¿Sabe cómo se llama la esposa de su contrincante?

Z.- Elvira.

R.- Sí, Sonsoles.

¿Se ha estado orinando alguna vez en un mitin?

Z.- No. Eso también se aprende con el tiempo… Tener una capacidad de aguante…

R.- Yo no, la verdad es que no.

¿Cuántas veces habla con sus hijos por teléfono al día?

Z.- Con mis hijas por teléfono, pocas. Hablo con ellas directamente porque desayuno con ellas, o como o ceno todos los días. Por teléfono, alguna vez también me llaman, normalmente para pedir algo.

R.- Bastantes por qué además el pequeño, que tiene dos años y medio, ya habla y ya se puede hablar con él por teléfono. Cuando voy en el coche los llamo.

¿Utiliza el teléfono personal o el del partido?

Z.- Personal, siempre.

R.- Es que solo tengo uno, que es el del partido, no tengo teléfono personal.

¿Dónde se echa la siesta?

Z.- Donde pueda; si puedo, cualquier sitio es bueno para echar cabezadas.

R.- Normalmente no echo la siesta.

¿Elige qué se pone o se lo elige alguien?

Z.- Normalmente lo elijo yo.

R.- Bueno, me ayuda mi mujer mucho, ¿no?

¿Alguna vez le ha ocurrido que no se acordaba en qué localidad se encontraba?

Z.- No.

R.- No.

Sinceramente, ¿una campaña electoral no tiene algo de circo?

Z.- Tiene una parte de mucha presencia ante el público; tiene una parte que lógicamente hay un componente de presentación… pero de circo no.

R.- Sí.

¿Qué hará con los 400 euros?

Z.- Para la hipoteca.

R.- Pues, no pagarlos… ¿Por qué pagar 400 euros a un señor que gana un millón de euros y a uno que gana mil no pagarle nada? Ésta es la propuesta más antisocialista y ridícula que he visto en mi vida. Yo eso no lo voy a cumplir. Yo bajaré los impuestos a todos aquéllos que ganen menos de mil cien euros al mes.

¿Qué manía tiene antes de subir a un escenario?

Z.- Beber agua, porque es muy conveniente. Cuando estás en una etapa de campaña siempre conviene hidratarse lo más posible.

R.-Beber un poquito de agua.

¿Cuántos carteles pega durante la campaña?

Z.- No, ahora ya no se pegan carteles. Pegué muchos carteles… De Felipe pegué cientos de carteles. Me gustaba salir con los compañeros y pegar carteles. Pero ahora ya no, es todo mucho más moderno.

R.- Pegué muchísimos. Yo empecé en política clavando carteles a las diez de la noche con un bote. Pegué muchísimos. Ahora ya no pego.

¿Qué es lo que más le relaja en campaña?

Z.- Tener un rato donde no esté con nadie, porque en campaña siempre estás rodeado de gente, permanentemente; o de miles o de tu equipo. Tener un hueco para no estar con nadie y pensar en lo que tienes que hacer o decir.

R.- Comer con alguien con quien esté cómodo.

¿Sabría tararear la música de campaña de su partido rival?

Z No.

R.- No, la desconozco; ni siquiera me consta que tenga música.

¿Cuántas canciones tiene su ipod?

Z.- 200

R.- Muy pocas.

¿Se sabe el eslogan del partido opuesto?

Z.- He visto varios, pero me ha parecido ver que el que más predomina es el de las ideas claras… y las intenciones ocultas, añadiría yo.

R.- Creo que tienen una colección de ellos.

¿Sería capaz de decir una sola cosa buena para votar al partido contrincante?

Z.- No. Soy capaz de decir a la gente que vaya a votar por encima de cuál sea su opinión. Ante todo, que vaya a votar.

R.-Me hace unas preguntas muy difíciles… al final tampoco pasa nada.

¿Va a ser usted el próximo presidente de España?

Z.- Aspiro a ello.

R.- Creo que sí.

Publicado en:

El Mundo

Anuncios
Etiquetado: , , ,
Posted in: Primera Página