Quince años en el Ártico

Posted on marzo 3, 2008 por

0



Rafael Ruiz 02/03/2008

Quince años en el Ártico

Llega otro documental para mostrar de forma elocuente las consecuencias del efecto invernadero. En ‘Los reyes del Ártico’, osos polares, morsas y focas han de afrontar unos cambios tan radicales que les convierten en refugiados.

Por muy documental y muy de naturaleza que sea, en esta película también nos encontramos con actrices pedorras. Es una de las mejores secuencias de la película: la orgía de eructos y ventosidades que se marca una comunidad de morsas en un ambiente que asusta: hasta 40 grados bajo cero, con vientos de 140 kilómetros por hora.

Estamos en el Ártico. Más concretamente, dentro de la película Los reyes del Ártico, una producción de Notro Films y National Geographic, en la estela de El viaje del emperador, esa sobrecogedora aventura de pingüinos que obtuvo un Oscar. Los directores –el matrimonio formado por Adam Ravetch, naturalista marino y submarinista que ha participado en unas 90 piezas sobre naturaleza, y Sarah Robertson– han estado viajando al Polo Norte durante 15 años para grabar lo nunca visto. Aunque a veces se nota en exceso el truco en la sala de montaje para hilar las escenas cumbre que la naturaleza ha birlado a los cineastas, hay momentos realmente emocionantes: esas cosas tan duras de digerir como osos polares acechando a morsas, osos polares cazando focas y oso polar macho atacando a ositos de su propia especie; más escenográficas imágenes con narvales (los unicornios del mar) y belugas.

“Una de las escenas que me parecen más conmovedoras”, ha señalado Robertson en el cómo se hizo, “es la del oso polar abandonado a su suerte por su madre. Es un momento de gran vulnerabilidad para un oso, y algo que rara vez se puede presenciar”.

Pero, sin duda, lo más impactante de la película es cómo traslada a los ojos que miran desde una butaca el problema del cambio climático. En los últimos 30 años, el Ártico ha perdido una masa permanente de hielo suficiente como para cubrir siete veces España. El año pasado alcanzó su mínimo histórico. Desde 1900, la temperatura media se ha elevado tres grados. Del proceso de retroceso del Ártico ya nadie duda. Pero una cosa son las frías cifras (muy frías) y otra contemplar cómo osos y zorros polares, focas y morsas han de cambiar drásticamente sus hábitos porque su casa está en reformas de arriba abajo y nadie ha avisado. Los habitantes del Polo se convierten así en “los refugiados del Ártico”, tal como cuenta la sentida voz en off de la película (Queen Latifah, todo un torbellino en música y cine, en la versión original inglesa; Belén Rueda en la traducción española).

Un ejemplo: Los reyes del Ártico da a entender que los pequeños osos polares necesitan pasar con su madre un periodo de aprendizaje que dura tres años; pero los radicales cambios de su hábitat están limitando sus desplazamientos y comida y haciendo aún más duras las de por sí arduas condiciones de vida de las 40 especies de mamíferos que viven en el Polo, con lo que esa fase de entrenamiento se está recortando a dos años, con los riesgos que eso entraña para los osos adolescentes, que quizá no se hayan aprendido bien la lección.

También aquí se nota la mano de la familia Gore detrás del mensaje ecológico; una hija de Al Gore, Kristin, forma parte del equipo de guionistas, al frente del cual se encuentra Linda Woolverton, que ha participado en historias universales como El rey león y La bella y la bestia. Y el grado de compromiso con el medio ambiente ha llegado a tal punto que los directores han fundado la Arctic Exploration Fund, una organización que trabaja para descubrir y grabar las reacciones de la naturaleza polar a los rápidos cambios climáticos que se están produciendo. “A veces”, reconoce Ravetch, “cuando estábamos sentados, muertos de frío, en mitad de una tormenta de nieve, nos daban ganas de dejarlo todo. Pero si eres capaz de soportar todo eso, si eres valiente, entonces es cuando el Ártico te revela sus secretos”.

Para el espectador de butaca, todo comienza cuando el peluche con forma de osito Nanu asoma su cabeza de la madriguera para contemplar por primera vez la inhóspita explanada blanca que es su hogar, y no muy lejos se despereza la gorda de Seela, una cría de morsa. A los dos les espera una aventura llena de peligros en un mundo que se les derrite.

‘Los reyes del Ártico’ se estrena el próximo viernes, 7 de marzo, en España.

Publicado en:

tit_logo_global.jpg

Anuncios
Posted in: Espectaculos