La violencia de género entra en campaña sólo tras los cuatro asesinatos en 24 horas

Posted on febrero 28, 2008 por

0



La violencia machista entró ayer con fuerza como nuevo argumento de la campaña electoral. Los cuatro asesinatos de mujeres en menos de 24 horas, el día más trágico en la historia de este fenómeno, han hecho saltar todas las alarmas y ahora ningún partido político quiere perder la cara a un asunto que en los últimos años cada vez cuesta la vida a más mujeres pero que hasta ahora quedaba fuera de todos los mítines. Hay coincidencia en que la Ley Integral Contra la Violencia de Género es una buena herramienta -en su programa electoral el PSOE dice incluso que marca «un antes y un después»-, pero las cifras, a medida que pasa el tiempo más abultadas, cuestionan su eficacia.
La entrada en vigor de la citada ley fue esperanzadora, pues de 64 asesinatos en 2004 se pasó a 52 al año siguiente. Pero a partir de ese momento la tendencia se invirtió de forma dramática, hasta el punto de que en 2007 se llegó hasta los 74 crímenes, la cifra más alta desde que se tienen estadísticas. Y sólo en lo que va de año hay 14 casos comprobados y se investigan otros tres más que podrían responder a la misma causa. En estos dos meses, pues, aproximadamente cada tres días una mujer es asesinada por su pareja o ex pareja.
«Implacable y contundente»
El primero en reaccionar fue el presidente del PP, Mariano Rajoy, quien aseguró en un mitin en Santa Cruz de Tenerife que será «implacable y contundente» con la violencia de género al tiempo que advirtió que no se combate esta lacra sólo con una ley, sino que se «necesitan juzgados, policías y medidas preventivas».
En Pontevedra, la secretaria ejecutiva de Política Social y Bienestar de los populares, Ana Pastor, propuso al PSOE que ambos partidos alcancen un «pacto de Estado» contra la violencia de género, que ha llegado a «cotas inasumibles», una iniciativa que contó con el acuerdo de Izquierda Unida y el Defensor del Pueblo. Los populares quisieron contraponer su oferta a la actitud que ha mantenido el Gobierno a lo largo de la legislatura, ya que, afirman, nunca el Ejecutivo se puso en contacto con el primer partido de la oposición para pactar esta política. En Lérida, el secretario general del PP, Ángel Acebes, fue más lejos y llegó incluso a acusar a los socialistas de «arrojar a la cara los muertos» por violencia de género al gobierno popular para obtener rédito político.
El Ejecutivo, mientras tanto, se movía entre la estupefacción y la indignación. No fue hasta entrada la noche cuando José Luis Rodríguez Zapatero reaccionó en una entrevista electoral concedida a Antena 3, en la que anunció que si gana las elecciones convocará una reunión «urgente» -sólo ahora urgente, cabría añadir-, y «monográfica» de la Conferencia de Presidentes. La promesa de Zapatero se produce precisamente cuando el año pasado ni siquiera convocó esa reunión con los gobiernos autónomos y después de que las tres anteriores tuvieran un resultados muy limitados. El jefe del Ejecutivo quiso recordar además sus logros en esta materia, fundamentalmente la Ley Integral, pero admitió que está claro que «no es suficiente».
Por su parte, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Jesús Caldera, confesó que «jamás» pensó encontrarse «con cuatro casos de violencia machista en un solo día». En cualquier caso, defendió la Ley Integral contra la Violencia de Género, pero ante las cifras se mostró «abierto» a introducir mejoras en el texto «si se comprueba que hay alguna deficiencia».
Encarnación Orozco, la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, alertó por su parte de que aún hay mujeres que no denuncian -sólo uno de los cuatro últimos asesinos tenía orden de alejamiento-, lo que hace imposible que se puedan adoptar medidas de protección. De hecho, de las 74 víctimas mortales de 2007, en un 66,7 por ciento de los casos no había constancia de la situación previa de malos tratos.
Revisar la ley
También la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), a cuyo frente está el alcalde de Getafe, el socialista Pedro Castro, quiso estar presente en el debate abierto y anunció que creará «con carácter urgente» una comisión intersectorial para abordar la violencia de género y dar una respuesta «contundente».
Y mientras continúa el debate, también siguen los ataques a mujeres. Ayer, en la localidad pontevedresa de Poio, una mujer de 32 años fue apuñalada por su compañero sentimental. El otro suceso se produjo en Palma de Mallorca. Sobre las once de la mañana, el 112 recibía la llamada de una mujer que decía haber sido acuchillada por su novio.
Publicado en:
abc
Anuncios
Posted in: Primera Página