El punto G existe.

Posted on febrero 28, 2008 por

1



Jueves 28 de febrero de 2008

Por Ian Sample*

nude2.jpgEscáneres de ultrasonido revelaron claras diferencias anatómicas entre las mujeres que dijeron experimentar orgasmos vaginales y un grupo de mujeres que no.

Los escáneres identificaron una región de tejido más grueso en la que se rumoraba que estaba escondido el punto G, la cual no era visible en las mujeres que nunca habían tenido un orgasmo vaginal.

Médicos de la Universidad de L Aquila, en Italia, donde se llevó a cabo el estudio, dicen que estos hallazgos posibilitan que a las mujeres se les haga un examen rápido que permita confirmar si tienen o no un punto G.

La localización, e inclusive la existencia, del punto G ha sido apasionadamente cuestionada en los círculos médicos. Mientras los médicos saben que la anatomía sexual femenina varía considerablemente, hasta ahora no ha habido evidencias de peso que permitan relacionar esas diferencias con las respuestas sexuales de la mujer.

“Por primera vez, es posible determinar por medio de un método sencillo, rápido y económico si una mujer tiene o no un punto G”, dice el doctor Emmanuele Jannini a la revista New Scientist.

ORGASMO NORMAL

Se piensa que el punto G solamente afecta la capacidad de una mujer de tener orgasmos vaginales, por lo tanto, si las mujeres no lo tienen “aún pueden tener un orgasmo normal a través de la estimulación del clítoris”, dice Jannini.

El equipo empleó la técnica del ultrasonido para realizar escáneres a nueve mujeres que habían experimentado orgasmos vaginales y otras 11 que dijeron que no los habían experimentado.

En el primer grupo, se encontró que el tejido entre la vagina y la uretra era considerablemente más grueso que en las otras mujeres.

Jannini, cuyo estudio aparece en Journal of Sexual Medicine, dice que los escáneres sugieren que “las mujeres sin indicio visible alguno de un punto G no son capaces de tener1rsmilf3.jpg un orgasmo vaginal”.

Esta investigación respalda un estudio previo realizado por el equipo que reportó diferencias en la composición química de los tejidos del punto G. Las mujeres que parecen tener un punto G produjeron sustancias químicas específicas, incluyendo una enzima que procesa el óxido nítrico, la sustancia que provoca las erecciones masculinas.

Otros investigadores acogieron con agrado los hallazgos, pero dijeron que no queda claro si el equipo ha identificado una estructura diferenciada del punto G o una parte interna del clítoris.

“Esto podría estar relacionado con la presencia del polémico punto G”, dice Tim Spector, reumatólogo consultor del hospital St. Thomas en Londres. “Sin embargo, existen muchas otras explicaciones posibles, como el tamaño real del clítoris, que aunque no fue medido en este estudio parece ser sumamente variable”.

Elisabeth Lloyd, profesora de la Universidad de Indiana y autora de “The case of the female orgasm”, dice que ahora deberían realizarse escáneres en un grupo más grande. “Ha existido controversia sobre qué partes de la anatomía femenina podrían ser el punto G, y cuál podría ser su rol”.

Lloyd sostiene que solamente entre un 20 y un 25% de las mujeres tienen orgasmos vaginales durante el sexo. “Nunca se ha explicado por qué ocurre esto: es un misterio. Este artículo no lo explica totalmente, pero podría hacerlo de manera parcial, y eso podría ayudarnos a entender de qué se tratan esas cifras”.

Por Ian Sample*

Publicado en:

La nación

Articulo Relacionado

Anuncios