Zapatero y Rajoy protagonizan un primer debate duro y vibrante

Posted on febrero 26, 2008 por

0



José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy llevaron a cabo un primer debate duro y vibrante, donde quedó constancia que los dos candidatos habían dedicado bastante tiempo a prepararlo. (Participe en la encuesta: ¿Cómo ha visto a los dos candidatos en el debate?)

¿A ustedes que les parece? ¿Estamos mejor que hace cuatro años?”. Apelando al ciudadano, con este saludo Mariano Rajoy, el líder del PP, ha sabido enmendar ante Zapatero los errores que había cometido en el debate económico el PP. Si el fallo que se achacó a Manuel Pizarro el pasado jueves ante Solbes fue no saber descender hasta el terreno del presupuesto familiar para perderse en las grandes cifras macroeconómicas, hoy ha sido el PSOE quien no ha aprendido de los errores: un Mariano Rajoy seguro de sus cifras y de la crisis de la cesta de la compra ha llegado con la lección aprendida para atacar a un Rodríguez Zapatero que se ha refugiado en porcentajes de PIB o tasas impersonales de paro.

El discurso de Rajoy se puede resumir en culpar al Gobierno de “no haber tomado ni una sola medida” frente a unos precios “que crecen sin control”. La defensa del PSOE se ha basado en defender su gestión en la legislatura para achacar la situación actual al entorno de “recesión económica mundial”. Su vicepresidente Solbes se ha empeñado en múltiples ocasiones en reclamar que se destierre la palabra “recesión”, pues este término responde a tasas de crecimiento por debajo del cero –situación que no se da en ninguno de los grandes países desarrollados del mundo–.

Silencios, miradas crispadas, gestos nerviosos, frases pausadas, interrupciones fuera de su turno de debate… El discurso de Zapatero se ha salido así del guión previsto al entrar de lleno en la terminología de los expertos y economistas frente a la cesta de la compra. Sólo le hya servido, una vez usado el argumento de la “recesión”, echar la culpa a la oposición, “el principal obstáculo de su Gobierno”. “La disyuntiva electoral es el diálogo o la confrontación”, advertía el presidente. “Puede decir lo que quiera”, replicaba Rajoy a este mensaje. “Pero los datos que le he dado son demoledores”, concluía el líder del PP. “A usted le ponen de vuelta y media en Bruselas… ¿y luego me critica a mí?”, apostillaba el líder popular. “Mire usted, no se esconda, señor Zapatero, detrás de los datos macroeconómicos ni nos hable de otros debates”.

El telón de fondo del bloque dedicado a la economía y el empleo se ha repetido en el resto de apartados. “En política interior, [Zapatero] ha hecho sólo dos cosas y las dos mal: reformar la estructura territorial y negociar con los terroristas por su cuenta”, aseguraba el líder el PP. Zapatero, entre recordatorios al PP del atentado del 11-M, negaba las máximas populares para asegurar que su proyecto “está ahora en pleno desarrollo”, pidiendo así cuatro años más de confianza para apuntalar un proyecto en favor de “una España próspera y decente”. “Usted no ha dado cuerda al reloj y el reloj se ha parado”, acusaba Rajoy. “Los relojes van a pila y nosotros hemos cargado las pilas de la economía”, improvisaba Zapatero.

Rajoy ha pasado al ataque también en el campo social. El líder de la oposición ha acusado al presidente del Gobierno de haber creado una Ley de Dependencia que no ha dotado económicamente, porque la que la Comunidad de Madrid sola gasta más dinero que todo el Gobierno en dependencia”. Le ha achacado la mala situación del sistema educativo denunciada por el Informe Pisa. Y ha recordado a Zapatero una de sus últimas promesas pronunciadas hace ahora cuatro años, aquella en la el líder socialista aseguró que “no habrá superávit presupuestario mientras que exista un déficit de vivienda”.

Zapatero, entre reiterativos “usted no apoyó…”, ha enumerado el rechazo del PP al matrimonio homosexual, a la política de becas y a la reforma de la educación. Rajoy ha vuelto a su hilo conductor de toda la noche, el “hablemos de lo que a la gente le importa”. Y ha acusado al presidente del descontrol en inmigración. En ese momento, un visiblemente contrariado Zapatero ha enlazado una incomprensible frase sobre el “bonobus” de los inmigrantes. La expresión hacía alusión a la antigua crítica socialista de que el PP dejó a los inmigrantes con “una noche en un hotel y un bonobus”. Pero el presidente no lo ha explicado, momento en el que Rajoy deslizó una sonrisa y, mirando al moderador, preguntó: “¿Qué es esto?”.

Lo que el ojo vio
· Los candidatos del PP y del PSOE, Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero, llegaron, según el horario previsto, con 15 minutos de diferencia al recinto ferial de IFEMA en Madrid. Rajoy se adelantó dos minutos y a las 21.13 horas hacia su entrada en el recinto ferial junto con su asesor Pedro Arriola. El líder de los ‘populares’ vestía traje azul, camisa clara y la misma corbata granate que utilizó en el programa Tengo una pregunta para usted, puesto que, según reveló recientemente en una conversación informal con periodistas, le dio suerte.

Quince minutos más tarde, a las 21.28 horas, hacía su aparición el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acompañado por su jefe de gabinete, José Enrique Serrano. Zapatero viste también traje gris oscuro, camisa azul clara y corbata azul marino con motas blancas.

Publicado en:

logo_expansion.png

Anuncios
Posted in: Primera Página