La designación continuista de Raúl Castro como presidente de Cuba provoca escasas reacciones en el mundo.

Posted on febrero 26, 2008 por

0



foto
Foto: REUTERS

   LA HABANA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) –

   La elección de Raúl Castro como nuevo presidente de Cuba, después de permanecer durante 49 años siendo mano derecha del jefe de Estado y su hermano mayor, Fidel Castro Ruz, no ha provocado la misma cadena de reacciones que provocó el anuncio de la renuncia al poder del líder de la Revolución la semana pasada.

   La designación como nuevo presidente del Consejo del Poder Popular y como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Cuba de Raúl Castro, de 76 años de edad, no supuso grandes sorpresas a pesar de que en las últimas horas, también se había colocado en las apuestas de todo al vicepresidente Carlos Lage.

   Ni Cuba, ni el resto del mundo, se ha extrañado de la decisión adoptada por el Parlamento, donde en su primer discurso como jefe de Estado, Raúl propuso a los diputados poder seguir pidiendo consejo, especialmente en temas “de especial transcendencia” como defensa o política exterior, a su hermano Fidel al que definió como “insustituible”. Tal propuesta fue aplaudida por los diputados y después sometida a votación por el presidente de la Asamblea Nacional, Ricardo Alarcón.

   Raúl prometió continuidad a la Revolución, pero mostró su intención de realizar cambios como la modernización de la estructura del Estado para “satisfacer las necesidades básicas de la población”, a través del “fortalecimiento sostenido de la economía nacional” y la reducción de los organismos del Estado para hacer “más eficiente” la gestión del Gobierno. Asimismo indicó que pronto comenzará a eliminar un exceso de prohibiciones que, señaló, “ya no tienen sentido”.

   Pocos minutos después de conocerse la designación de Raúl Castro como presidente, el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, celebró su nombramiento como sucesor. “Raúl ha sido electo presidente, es decir presidente de la Cuba socialista. Vamos a darle un aplauso al compañero Raúl, al camarada, compañero, más que hermano de Fidel”, declaró Chávez durante su programa de radio y televisión dominical.

   Además, Chávez aprovechó para saludar al ex jefe de Estado cubano. “Fidel camarada, vaya este abrazo, tú sigues siendo el comandante (…) ¡Viva Fidel, viva Raúl y Viva Cuba! declaró, e inmediatamente después pidió al público un aplauso para el nuevo presidente.

   EXILIO DE MIAMI

   Ayer en Miami la noticia de la sustitución de Fidel Castro como jefe de Estado fue recibida con indiferencia ante la escasa perspectiva de reformas que desearían. “Castro va a seguir teniendo el poder. Cuba va a ser lo mismo y nadie va a tener libertad en Cuba”, lamentó un agente inmobiliario cubano, Eduardo Migueltorena, llegado a Miami en 1980 durante el éxodo del puerto de Mariel, durante el que también salió de la isla el poeta Reinaldo Arenas. En total fueron más de 100.000 los cubanos que salieron de la isla con la autorización del Gobierno.

   En las calles de Little Havana, el barrio de Miami donde se afinca el exilio cubano más tradicional, no había radios encendidas y tampoco en restaurantes famosos entre el exilio como el Versailles o La Carreta la gente prestaba atención a las televisiones. Hace dos años, en cambio, cuando Fidel entregó el poder temporalmente a su hermano debido a su estado de su salud, sí hubo celebraciones en Miami, pero en esta ocasión el nombramiento oficial de Raúl y del comunista de la vieja guardia José Ramón Machado Ventura como vicepresidente apenas han merecido comentarios relevantes.

   “Bajo el Gobierno de Castro no importa quién es el segundo. Quizás temen que si cambian demasiado pierdan el poder”, opinó Juan Fiol, un vendedor de frutas que abandonó Cuba en 1961.

   En Little Havana viven los primeros exiliados, quienes dejaron Cuba poco después del triunfo de la revolución castrista, y allí continúan sus hijos y sus nietos a pesar de que muchos creían que podrían regresar enseguida. “Desde el día uno he esperado este día, ansiado este día”, explicó Jaime de Hombre, un cubano de 69 años llegado a Miami en 1959. “Es decepcionante, decepcionante. Me gustaría verle (a Fidel Castro) sufrir”, dijo. “Mejor si Castro muere”, clamó su esposa, Gloria.

   Por su parte, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, afirmó, tras la elección del general Raúl Castro como presidente del Consejo de Estado cubano, que “en este histórico momento para el país, reafirmamos nuestro deseo de que el pueblo cubano tenga derecho a participar en un diálogo abierto y pueda elegir sus líderes en unas elecciones democrática”.

   EUROPA

   En la Comisión Europea, el comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, recalcó su disposición de mantener con el sucesor del mandatario Fidel Castro “un diálogo político constructivo” y subrayó su creencia de que el inminente viaje que realizará a la isla caribeña, los próximos 6 y 7 de marzo, ofrece “una oportunidad para avanzar en el proceso de diálogo entre la Unión Europea y el Gobierno cubano”.

   En este sentido, el comisario aseguró que la Comisión Europea está preparada para “continuar trabajando con el Gobierno cubano, en coordinación con los socios de la Unión Europea, para mejorar y profundizar aspectos de la cooperación (bilateral) en asuntos de interés mutuo, tales como medio ambiente y cambio climático”.

   Recordó que “los objetivos” del diálogo con Cuba son consistentes con la “política de implicación constructiva” de la UE con la isla. Su portavoz, John Clancy, explicó la semana pasada que “el objetivo de la Unión Europea respecto a sus relaciones con Cuba es alentar un proceso pacífico de transición hacia una democracia pluralista y el respeto por los Derechos Humanos y las libertades fundamentales”.

   Por su parte, en Francia el Gobierno mostró su deseo de que como signo de la determinación de las autoridades cubanas a iniciar reformas democráticas en el país, se produzcan “nuevas liberaciones de presos políticos y periodistas, especialmente los que tengan un estado de salud más preocupante”.

   “Francia está especialmente atenta a la suerte de los prisioneros políticos y reclama su liberación”, declaró hoy la portavoz del Ministerio galo de Asuntos Exteriores, Pascale Andréani, al ser preguntada si creía que el nombramiento de Raúl Castro podría abrir la puerta a las reformas o era más bien el síntoma de que el régimen cubano seguía en manos de la vieja guardia.

   “Ya hemos recordado nuestro deseo de ver a Cuba implicarse en la vía democrática y del respeto a los Derechos Humanos y nos alegramos de la liberación de cuatro prisioneros políticos”, añadió evocando la reciente puesta en libertad de Pedro Pablo Álvarez Ramos, Omar Pernet Hernández, José Gabriel Ramón Castillo y Alejandro González Raga.

   Por último, la representante de la Federación Mundial de ex Presos Políticos Cubanos en Europa, Ofelia Menocal, mostró hoy su rechazo ante la elección de Raúl Castro como nuevo presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba y recordó que “su historia es tan negra como la de Fidel”.

   En declaraciones a Europa Press, recordó que Raúl Castro “en un sólo año, –en 1959, año en que asumió el cargo de ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias– mató a 500 personas”.

   “Raúl siempre ha sido el brazo derecho de Fidel desde el inicio de la revolución y a él no le cuesta nada interpretar lo que Fidel pensaría porque lo piensa él mismo también”, opinó Menocal, que fue condenada en su país a cumplir nueve años de prisión acusada de pretender asesinar a Fidel.

   Así, resaltó que en el discurso de ayer de Raúl Castro, el nuevo líder cubano no hizo ninguna intención de liberar a los presos políticos ni de realizar una verdadera reforma económica. “Es un cuento chino”, concluyó.

Publicado en:

Anuncios
Posted in: Primera Página