Silvia Rubí: “Estoy en el porno para dar caña”

Posted on febrero 25, 2008 por

6



Sólo tiene 20 años, y sus derroteros van por mazmorras y clubs de dominación, donde empuña la fusta sin contemplaciones. Su preciosa piel de nácar atravesada de piercings silvia_rubi_02_by_josemanchado.jpgy decorada por tatuajes insólitos se cotiza ya en los sets de hardcore extremo. No en vano, se ha estrenado como actriz porno en Alemania… y sus shows resultan inolvidables.

Háblame de ti y de tu trabajo.
La sangre me encanta y me vuelvo loca. Realizo shows diferentes, con bengalas, sangre, me curro las coreografías… Normalmente me gusta salir sola, porque mi rollo no es fácil de encontrar y compenetrarse con alguien resulta complicado. De subir gente del público no soy muy partidaria, ¿para qué? Y si lo hago, utilizo a una chica, por romper un poco…

¿Desde cuándo estás en el business?
Hago porno desde hace un año.

¿Con qué compaginas este trabajo?
Porque no hay rodajes todos los días… Hago películas, pero también estoy en una productora en la parte de edición y producción de programas de televisión para asegurarme de que, cuando esto se acabe, yo continuaré. Hoy tengo 20 años, pero todo pasa.

Supongo que tu familia está al tanto. ¿Qué opinan de tu carrera?
Mi madre, cuando se lo conté, se lo tomó muy mal y no quiere saber nada del tema. Mi padre, al contrario: me apoya mogollón. Dice que lo importante es que yo esté contenta. La verdad es que muy bien con mi padre y su mujer, me apoyan y me vienen a ver.

Cuéntame la historia de tus tatuajes…
Cuando cumplí los 18 me hice el mega árbol que me ocupa media espalda en dos horas y media, para simbolizar la esperanza. Y luego, el hombre cortando el césped, que es una tontería, pero que me hace gracia. Cuando te comen el coño se parten el culo.

¿Y tus piercings?
Mi primer piercing me lo hice a los 16, en la lengua, y mi madre tardó siete meses en enterarse (risas). Luego me fui haciendo el del labio, el del medio y el del lado, el del pezón, el del séptum…

Tú de miedica, nada.
Pues la verdad, aunque por mi look tan oscuro no lo parezca, soy miedica. Temo a la oscuridad, me da ansiedad y cosas de esas. Pero la sangre me encanta y me vuelvo loca.

¿Crees que vas a aguantar en una industria tan machista?
Claro, y tanto. Aquí estoy para dar caña, y a las tías también. Quiero que las cosas cambien a mejor, que no sea tan machista, tan vulgar, que la gente vea que las personas que actuamos estamos, eso, actuando… Habrá más o menos idiotas, pero no pueden generalizar. Hay gente normal.

Tanto en los castings como en los shows, ¿no te mueres de vergüenza?
¡Uy, para nada! Salgo ahí a divertirme. En el de Rey y Reina del FICEB 2007 no iba a ganar y lo sabía. Lejos de darme vergüenza, es lo que más energía me da.

¿Has trabajado fuera?
Sí, en Alemania, haciendo tanto shows como películas. Con tu estética pega mucho… Sí, empecé allí y luego vine a hacer cosas aquí. Pero llevaba haciendo porno tres meses y nadie me conocía.

¿Qué tal es trabajar en Alemania?
Viendo porno alemán, resulta bastante heavy… Sí, mucho, muy heavy, pero muy divertido. No es un rodaje fácil, porque no lo es… pero la gente es muy maja. Me gustaba la idea de ir y comprobar que no son tan cabeza cuadrada como nos los pintan. Son simpáticos. Volvería.

¿Hasta dónde te gustaría llegar dentro del star-system?silviarubi2.gif
No tengo ninguna meta.

¿Y por qué lo haces?
Los hay que buscan dinero, otros hacerse famosos, o porque les encanta follar.

¿Por qué empezaste tú?
Por el morbo que me da a mí hacerlo y el que da a los demás verlo. Cuando me subo a un escenario a hacer el show es por el morbo que me da saber que puedo aportar un punto diferente. No soy nada típica.

¿En qué piensas cuando lo haces?
Es fácil, en realidad. ¿En qué pienso? Pues en nada fuera de lo normal, en que estoy echando un polvo. Claro que no es un polvo como si lo estuviera echando con mi pareja o porque sí en mi vida normal. Pero es sexo y estás ahí y disfrutas.

Ya, ya, pero te has saltado la parte de que es un acto que pertenece a la esfera de lo íntimo…
Sí, sí, pero supongo que todos tenemos algo de exhibicionistas. Y los actores porno, pues quizá algo más. Eso lo tenemos súper desarrollado y nos encanta enseñar y que nos miren, y que digan “joder, quiero follármela”.

¿Tomas drogas?
No me acaban de gustar. No digo que no las tome cuando me apetezcan, pero no suele ser muy constante. Legalizaría sólo la marihuana, porque pienso que es la menos dañina. La gente se confunde y me da rabia. Incluso el alcohol, me da rabia que la gente lo tome antes de currar. Cuando has acabado, después de la escena o del show, que hagan lo que quieran, pero no antes. Y me da rabia que gente de mi propio sector haga eso.

Tu piercing de la barbilla debe acojonar: si se lo clavas a alguien en el escroto…
¡Sí, mucho! (risas). Una noche se lo clavé a Suzana Abril en el coño, pero bueno, le gustó.

¿Haces sado también?
Sí, trabajo como suplente de misstress y es un mundo muy respetuoso, la verdad. Todo lo que contrario. Parecemos ositos, aunque nos peguemos mucho.

¿En qué consiste tu labor como misstress?
Pues la gente viene, rellena el cuestionario con lo que le gusta y lo que no, y tú, como misstress, cumples la fantasía del sumiso. Puede que le encante que le ates los huevos con cordones, o que le pongas electrodos, o que le fustigues mucho rato, o que le apetezca chuparte los pies, si es el típico fetichista de pies; o que te sientes en su cara, o que les tapes los ojos y les pongas en una rueda, o boca abajo…

¿Cuánto pagan por este tipo de servicios?
Con Lady Monique son 200 la hora, porque es para gente normal, de la calle. Lo bueno es que tú eres, como misstress, la que decide si quieres trabajar o no. Tú eliges.
¿Es habitual que el cliente pida tener sexo?
No. Y aunque lo pidan, la mayoría de las misstress no lo hacemos. Eso es prostitución. Y lo vuestro es más aplicar castigos… Exacto. Y les castigas y te tienen que dar las gracias. Es todo un juego.

¿Y sales de ahí y haces vida normal? ¿Tienes pareja?
A ver, no tengo pareja. Me considero bisexual. Si tengo alguna pareja chico, cuando lo dejo, me muero de ganas de estar con una chica. Voy cambiando. Me gusta todo, y lo que quiera venir que venga.

¿Qué le dirías a Zapatero?
Que tenga paciencia, que no se vaya a ablandar.

¿Y a Bush?
Que se muera.

¿Y al Papa?
Nada, no quiero saber nada.

¿Cómo te definirías en la cama?
Soy súper vaga, soy lo más vago del planeta. Sólo me lo curro si está la cámara delante (risas). Bueno, depende… Si estoy con una chica me gusta más llevar el control, pero si estoy con un chico soy de “mira, fóllame, que para eso estás aquí”. Soy muy cariñosa y, pese a mi apariencia, soy de lo más tranquila. Cuando mi pareja me pide que me ponga dura, pues me pongo dura.

Preguntarte por lo más extraño que te han propuesto hacer casi da miedo…
Lo más raro que me han pedido fue hacer un striptease, pero lo raro era que además del striptease quería tener sexo conmigo, y al explicarle que yo no hacía eso, acabó pidiéndome si podía correrse en mi talón. Me apreció muy raro: ¡tenía que ser en el talón! Le dije que no, que no podía ni tocarme, que yo iba a atarle para que sufriera y ya está.

Publicado en:

primera-linea.jpg

Anuncios
Posted in: Entrevista