El científico que inventó Microsoft y adivinó su trayectoria personal

Posted on febrero 23, 2008 por

0



Publicado el 16/01/2008, por Gemma Martínez. Nueva York

A partir de julio, el cofundador de la empresa informática, que detesta el pasado y siempre mira al futuro, recuperará parte de la privacidad que tanto ha buscado.

Eagle era un club de Cambridge (Inglaterra) donde el 28 de febrero de 1953 Francis Crick y James Watson se reunieron para celebrar que esa misma mañana habían descubierto la estructura del ADN. Una de las personas que más ha seguido la trayectoria de estos dos científicos nacería dos años después, en 1955, en Seattle (Washington, Estados Unidos): Bill Gates.

La carrera de Crik y Watson y los pasos que siguieron hasta conseguir la clave de la genética cautivaron al cofundador y presidente de Microsoft desde muy joven. Los libros sobre los grandes científicos le interesaron mucho más que las biografías de los empresarios estadounidenses, incluso mucho tiempo después de crear su empresa informática, en abril de 1975. Como Crick y Watson, el joven Gates también compartía sus experiencias con otros cerebros informáticos de Silicon Valley (California) en el club Homebrew Computer.

A partir de julio, Gates tendrá mucho más tiempo para devorar libros, una de sus grandes aficiones aprendida de sus abuelos. En ese momento, dejará todas las labores ejecutivas de Microsoft para centrarse en la gestión de su fundación benéfica Bill y Melinda Gates. El empresario terminará con jornadas laborales de diez horas diarias, aunque continuará vinculado a la compañía, como presidente del consejo de administración y asesor esporádico. Gates es el mayor accionista individual de Microsoft, con el 9,2% del capital. La semana pasada, con una guitarra eléctrica en mano, pronunció su último discurso en la feria tecnológica de Las Vegas y su vídeo humorístico sobre cómo será el día que deje Microsoft se ha convertido en uno de los más vistos en Estados Unidos.

Tareas benéficas
El cofundador de la empresa de Redmond (Seattle) siempre tuvo claro que abandonaría la gestión de la compañía para dedicarse a labores benéficas y que donaría en vida la mayor parte de su patrimonio. Así lo afirmaba en una entrevista concedida a la revista Playboy en 1994. Acababa de casarse con su mujer, que trabajaba en Microsoft y a la que conoció en una rueda de prensa convocada para presentar nuevos productos.

Entonces, todavía no había nacido ninguno de sus tres hijos: Jennifer Katharine (1996), Rory John (1999) y Phoebe Adele (2002). Seis años después de la entrevista, Gates dejó de ser consejero delegado de Microsoft (fue sustituido por Steve Ballmer). Además, confirmó que donará en vida la mayor parte de su patrimonio, estimada en 59.000 millones de dólares (39.864 millones de euros) según la revista Forbes, y que dejará diez millones de dólares a cada uno de sus vástagos.

Gates, que detesta mirar al pasado y prefiere fijarse en el futuro, recuperará parte de la privacidad que tanto ha buscado durante sus tres décadas al frente de Microsoft. El empresario ha evitado hablar de su vida personal siempre que ha podido.

El presidente de la compañía informática se crió en una familia acomodada. Su padre era un abogado consolidado en Seattle y su madre era profesora de la Universidad de Washington y consejera de varias empresas, como First Interstate Bank y United Way. Gates, el único hijo varón del matrimonio, fue un niño rebelde y un mal estudiante hasta los once años. Sus padres, que no dejaban que por las noches viera la televisión, intentaron reconducir su conducta al cambiarle de colegio y llevarle a la escuela privada Lakeside School, una de las más elitistas de Seattle.

Gates, gran amante de los puzzles y del golf, recibió de sus padres 25 centavos de dólar por cada calificación máxima que obtenía. El estímulo paterno surtió efecto, junto a las visitas que a los 11 años (y durante un año y medio) realizó a un psiquiatra de Seattle. Así, Gates pudo descubrir las matemáticas y el lenguaje de la programación informática, y evitó convertirse “en un peleador callejero”, según sus propias palabras. En Lakeside, conoció a Paul Allen, con quien fundó Microsoft. Tiempo después, realizaría una pequeña y fallida incursión en la Universidad de Harvard, donde coincidió con Ballmer.

El empresario, que fue boy scout y alcanzó el segundo grado máximo en el cuerpo de exploradores, siempre ha estado en contacto con la montaña. Su casa de Medina está escondida en el interior de una colina con vistas al lago Washington. Diseñada por el arquitecto James Cutler y valorada en los registros públicos en 125 millones de dólares, su interior, repleto de grandes pantallas de vídeo digitales, esconde la biblioteca de Gates y algunos de sus bienes más preciados: el códice Leicester de Leonardo da Vinci (comprado por 30,8 millones de dólares) y dos coches históricos (un Porsche 911 convertible de 1999 y un Porsche 959 Coupe de 1988).

En su nueva etapa, Gates, votante del partido demócrata, compartirá parte de su tiempo con Warren Buffett, inversor y amigo del presidente de Microsoft, que ha donado la mayor parte de su patrimonio a la fundación de Gates y que comparte con él la afición por jugar largas partidas de cartas, sobre todo de bridge.

Inversiones particulares
El inventor del software y el hombre más rico del mundo según Forbes compaginará las labores benéficas con la supervisión de sus inversiones privadas, más allá de Microsoft, canalizadas a través de la sociedad Cascade, dirigida por el gestor Michael Larson. Esta compañía gestiona el fondo de la fundación Bill y Melinda Gates, que en 2006 tenía participaciones en una veintena de empresas españolas cotizadas en el mercado continuo.

Gates, desde su retiro, también seguirá de cerca la evolución del sector del software y la competencia creciente que tiene Microsoft, así como las investigaciones que las autoridades europeas realizan sobre la posición de dominio de la compañía. Anteayer, la Comisión Europea, que investiga a Microsoft desde hace una casi una década, anunció la apertura de dos nuevos expedientes por posibles prácticas contrarias a la legislación en la venta del navegador Internet Explorer y en el paquete de software Office.

Publicado en:

logo_expansion.png

Anuncios
Posted in: Personajes