El Barça recupera sus señas de identidad en Glasgow

Posted on febrero 21, 2008 por

0



20/02/2008 | Actualizada a las 22:54h

Barcelona. (EFE).- Con las señas de identidad que le llevaron a lo más alto hace un par de años, recuperando su olfato de goleador, su autoestima, a Ronaldinho y también su mejor fútbol; el Barça consiguió una victoria en Glasgow ante el Celtic (2-3), que le abre los cuartos de final, después de remontar el partido en la segunda mitad.

El triunfo es de los que pueden marcar el punto de inflexión en el juego de los azulgrana. Pudo Frank Rijkaard recuperar a todos sus efectivos y sus jugadores sumaron compromiso a la calidad que atesoran, una fórmula que les llevó al éxito en el pasado y parecen haber recuperado hoy en un difícil escenario.

Y es que el Celtic Park es un fortín donde los locales habían ganado sus tres primeros partidos en la primera fase -uno de ellos ante el Milan- y donde no perdían desde el 14 de septiembre de 2004, cuando también les ganó el Barça.

Los azulgrana ofrecieron su mejor versión. Samuel Eto’o fue el delantero del póquer de estrellas atacantes que empezó en el banquillo, pero visto lo visto, Frank Rijkaard acertó dándole una oportunidad a Ronaldinho, al que se le vio implicado y muy mejorado físicamente.

El drama de los azulgrana es que su buen fútbol no se acompañó de goles en los primeros minutos, en los que presionó muy bien a la defensa del Celtic y tuvo un par de grandes ocasiones para adelantarse en el marcador, especialmente una de Iniesta, salvada por el meta del Celtic en una gran intervención.

Pero en una indecisión defensiva, ni Puyol ni Márquez ni Iniesta acertaron a despejar una jugada de McGeady, centró Naylor y los escoceses se adelantaron en su primer y único remate sobre la meta de Valdés.

La suerte del Barça es que reaccionó en un par de minutos. Al gol del Celtic, en el minuto 16, hubo una rápida respuesta. Una buena combinación de Deco permitió a Messi superar a Naylor y batir por alto a Boruc en el minuto 18.

El argentino, que propulsó a los catalanes en los primeros meses de la temporada (12 goles en los primeros 17 partidos), volvió a celebrar un gol propio, algo que no hacía desde el pasado 27 de noviembre.

El 1-1 le dio pausa al juego de los azulgrana, que controlaron la situación con una gran superioridad y pudieron resolver antes del descanso. Ronaldinho, en un par de ocasiones, y Henry, en otra más, tuvieron sus opciones, pero pocos en el Celtic Park creían que los verdiblancos pudieran volver a marcar, porque prácticamente ni siquiera pasaban del centro del campo.

Sin embargo, eso es lo que ocurrió. En el segundo remate a puerta de los locales, los escoceses volvieron a marcar. Otro centro desde la izquierda permitió a Robson batir a Valdés en el minuto 38. El portero catalán no estuvo nada afortunado, le pilló a contrapie y fue superado por el remate del medio del cuadro católico.

Cuando se fue el Barça al vestuario, no podría creerse lo ocurrido y más cuando en los últimos minutos, primero Messi y después Iniesta, tuvieron nuevamente el empate. Los catalanes llegaban, su juego era convincente, pero la eficacia estaba del lado local.

Y no desistieron los azulgrana. Salieron dispuestos a igualar nuevamente el partido y sólo tardaron diez minutos en conseguirlo. Deco y Messi capitalizaron el juego; Iniesta estuvo más activo y Ronaldinho mantuvo el buen tono.

En un minuto, dos aproximaciones del Barça (Messi e Iniesta), y una recuperación de Ronaldinho, que permitió lucirse a Henry. El elegante francés recibió un pase del Henrybrasileño, con su correr fácil, hizo una diagonal desde la izquierda y colocó el balón al palo opuesto donde estaba Boruc en un tiro con efecto.

Era el 2-2 en el minuto 52, un tanto ‘made-in-Henry’, de aquellos que el delantero francés había patentado en el viejo Highbury. A partir del empate, el monólogo del Barça fue en aumento, un 75 por ciento de la posesión y el balón siempre en el campo contrario.

Durante muchos minutos, los azulgrana se sintieron muy cómodos. La tripleta Ronaldinho-Messi-Henry funcionaba. Al brasileño se le vio muy mejorado; el francés estuvo eficiente como nueve y Messi desbordó desde la izquierda.

Johan Neeskens, que hoy sustituyó en el banquillo al sancionado Rijkaard, puso en juego a Xavi y Etòo por Deco y Ronaldinho. El Barça seguía llegando con facilidad. Henry desvió un tiro de Abidal y estuvo a punto de marcar en el 63 y el meta polaco Boruc estuvo muy acertado en dos grandes paradas a remates de cabeza de Márquez (m.72) y Milito (m.76).

El fútbol del Barça tuvo premio a 11 minutos del final. Una gran jugada de Etòo fue concluida de la mejor manera por Messi. El argentino cazó un rechace, recortó al defensa en una jugada más propia de ‘playstation’ y marcó el 2-3. Cuando más lo necesitaba, los azulgrana se reencontraron con el gol y prácticamente sentenciaron el pase a los cuartos de final.

Publicado en:

Vanguardia

Anuncios
Posted in: Deportes