Larrea, el segundo hombre más rico de México, diversifica sus inversiones, planea comprar MMCinemas

Posted on febrero 20, 2008 por

0



20 de febrero (Sentido Común) – Germán Larrea, el segundo hombre de negocios más acaudalado de México con una fortuna de cerca de 8,000 millones de dólares, alcanzó un acuerdo en principio para adquirir la empresa Mexicana operadora de salas de cine Latin America Movie Theatres.

La operación, que está sujeta al cumplimiento de “ciertos términos y condiciones”, es el primer anuncio público de diversificación de inversiones que hace el empresario. Hasta ahora, Larrea, de 54 años de edad, ha concentrado sus operaciones en la empresa minero-ferroviaria, Grupo México, en la que él y su familia tienen una participación de 47%.

Ahora, mediante la empresa familiar Empresarios Industriales de México, el vehículo mediante el cual la familia Larrea controla Grupo México, el empresario está por adquirir los 87 teatros, con 804 pantallas, ubicados en 51 ciudades del país que administra Latin America Movie Theatres bajo la marca MMCinemas.

“Una vez consumado el cierre de la compraventa de acciones prevista en el contrato de compraventa de acciones, el comprador [Entretenimiento GM de México filial de Empresarios Industriales de México] será el accionistas mayoritario y de control de la compañía”, dijo Latin American Movie Theatres en el prospecto de colocación de 1,000 millones de pesos en bonos a cinco años que espera vender la empresa este mes en México.

La adquisición marcaría no sólo la entrada de Larrea a la industria del entretenimiento, sino un cambio importante en su estrategia de negocios, que hasta ahora había estado asociada, a lo largo de dos generaciones, a la industria pesada.

La compra también representaría la salida de Southern Cross Group, un fondo de inversión estadounidense especializado en América Latina, de Morgan Stanely,  un banco de inversión de Estados Unidos, y del empresario Henry Davis, del negocio de las salas de cine luego que en octubre de 2006 adquirieron las cadenas de cines MMCinemas y Multimax (está última fusionada ya casi en su totalidad a las operaciones de MMCinemas, antes propiedad del conglomerado de medios impresos, audiovisuales y de telecomunicaciones, Grupo Multimedios, de la familia González).

Latin American Movie Theaters no reveló el precio que pagará Larrea por sus acciones. La empresa dijo que el acuerdo involucraba la compra de una participación inicial de 80.1%, y que  Larrea tendría además una opción para comprar la participación restante de la empresa.

Los tiempos en que se ejercería esa opción, así como sus términos para hacerla efectiva, tampoco fueron revelados.

De acuerdo al prospecto de colocación, el capital de Latin American Movie Theaters ascendía a 1,351.0 millones de pesos, representado por 638,088 acciones; mientras que las ventas anuales de la compañía al cierre de septiembre de 2007 fueron de 1,364 millones de pesos y sus utilidades antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (flujo de efectivo) sumaron 326 millones de pesos.

Para financiar la compra, Larrea no deberá tener ningún problema. El año pasado, su familia recibió 430 millones de dólares en efectivo por el pago de dividendos que realizó Grupo México, mientras que este año, el 15 de febrero, recibió 100 millones de dólares también como pago de un dividendo.

MMCinemas es la segunda empresa en número de pantallas de cine en México, superada sólo por Cinepolis de la familia Ramírez. Sus teatros se ubican fuera de la Ciudad de México.

La compañía emplea a cerca de 2,624 personas, 84% de ellas sindicalizadas.

Para la familia Larrea, la compra de la cadena de cines podría estar fincada en el poco consumo per capita de boletos de cine que existe en México. Eso, combinado con el ascenso en los niveles de vida que están comenzando a experimentar ciertos grupos sociales en México por la estabilidad económica y la expansión del crédito, podrían hacer muy rentable el negocio de las salas de cine en el país.

De acuerdo a Latin American Movie Theaters, mientras que México ocupa ya el cuarto sitio en los montos recaudados por venta de boletos en taquilla, el consumo por habitante es todavía bajo comparado con otros países. En México la compra de boletos de cine por persona al año es de 1.65 boletos, muy por debajo del consumo anual per capita de Estados Unidos de 4.9 boletos.

Eso hace pensar a algunos analistas que el consumo de cine en México irá en ascenso en los próximos años, como de hecho ya se observó que ocurrió en la última década gracias al incremento en el número de salas de cine en el país.

En los últimos 10 años, por ejemplo, la tasa de crecimiento compuesta de asistencia a salas de cine en México ha sido de 7.5%. Esto aún cuando México sigue relegado a nivel mundial con sólo 0.35 salas por cada 10,000 habitantes. Esa proporción es de 1.3 en Estados Unidos.

Así, la familia Larrea, como en su momento apostaron Southern Cross, Morgan Stanley y el empresario Henry Davis, está tal vez considerando que el negocio de operar cines podrá ser muy rentable en el futuro, sobre todo si logra incrementar el número de teatros en operación para aumentar su escala, reducir sus costos y obtener mayores márgenes de ganancia, dijeron analistas.

Publicado en:

 

Anuncios
Posted in: Mundo