Entrevista a Daniel Radcliffe

Posted on febrero 7, 2008 por

0



25/01/2008BEN MITCHELL / Fotos: NICK WILSON

Nunca pudimos saber tanto sobre él. El chico inglés de moda responde a las preguntas de sus fans sobre música, fortunas millonarias, fútbol y muchas otras cuestiones. Sin cortarse.

El pasado año fue muy importante en la vida de Daniel Radcliffe. Se estrenó Harry Potter y la Orden del Fénix, la quinta de las siete películas sobre el mago (en noviembre de este año se estrenará la sexta, y antes, el 21 de febrero, saldrá en España el último libro de la saga). Y, además, también cumplió los 18, con las consiguientes ganas de poder salir al pub sin tener que ir acompañado por sus padres.

Radcliffe es bajito (mide 1,68 metros) y muy educado, pero, al contrario que el precoz chico mago al que encarna, no usa gafas. “No, en la vida real, no”, nos dice. “Sería demasiado, ¿no?”.

Aunque Potter es lo que le da de comer, Radcliffe no se toma su trabajo con excesiva seriedad, y no espera que todo el mundo conozca cada detalle de los libros o las películas de Harry Potter. “No te preocupes. Yo mismo acabo por mezclarlas todas”, dice. “Hay gente que se me ha acercado para decirme que lo sienten, pero que no les gustan los libros. Bueno, el caso es que yo no los escribí, y estoy convencido de que a Joanne (la autora J.K. Rowling) le da igual”.

Lo que sí se toma Radcliffe muy, muy en serio es la música. Es fan acérrimo de The Libertines, y nos comenta que los de Radiohead y Morrissey han sido sus conciertos preferidos, mientras que, entre sus álbumes favoritos figuran, entre otros, The Life Pursuit, de los escoceses Belle & Sebastian, y Gulag Orkestar, de Beirut (nombre artístico del cantante estadounidense de culto Zach Condon, de 21 años). Sus gustos musicales no marcan el único contraste con el personaje tan, seamos sinceros, poco arriesgado, al que le debe su fama. Hace poco apareció desnudo durante los tres meses que estuvo en cartel la obra Equus, de Peter Shaffer, y en 2006 hizo un cameo en la serie Extras, de Ricky Gervais, en la que interpretó a una versión hiper-sexual de sí mismo que intenta, sin éxito, ligarse a las mujeres del reparto (con frases como: “Lo he hecho con una chica, en plan coito”), y, sin querer, le da en la cabeza a Dame Diana Rigg con un condón abierto.

“Sí, me lo pasé muy bien con eso”, dice. “Cuando estábamos en los descansos del rodaje, Diana estaba con una cucharada de sopa de tomate y un condón encima del ojo. Se asomó por la ventana y dijo: “Oh, por una musa de fuego… (una frase de la obra de Shakespeare Enrique V). Fue un momento bastante surrealista”.

Después de la anécdota, aún entre risas, Radcliffe se prepara para responder a las preguntas. Esta entrevista (publicada por la revista Q ) está hecha con las preguntas que han querido hacerle sus fans y sus compañeros de generación. El resultado no puede ser más fresco. Y no le falta magia, por supuesto, y morbo.

Según la lista de los más ricos del Sunday Times, tienes una fortuna de 23 millones de euros. ¿Te va a dar pena cumplir los 20 y dejar de ser el adolescente británico más rico?
Para ser sincero, no creo que sea el adolescente británico más rico. Los medios de comunicación quieren dar la imagen de que estoy forrado. Para ellos, lo mejor sería que me comprase diez coches antiguos y me gastase una fortuna en prostitutas, pero eso nunca va a suceder.

¿Tuviste que calentar un poco al ‘pequeño Daniel’ antes de salir desnudo al escenario por primera vez en Equus?
Bueno, he ahí la cuestión. Cuando estoy en el escenario no puedo, como dice un amigo mío, “incrementar un poco el riego”. Así que la respuesta es que no, tienes que salir y superar el hecho de que todo se pone bastante tímido, delante de 950 personas. Después de las dos primeras representaciones, ya te da igual, por extraño que parezca. Joanna Christie (la co-protagonista de Equus), que interpreta a Jill, también sale desnuda, así que al menos tengo algo con lo que distraerme, porque es una chica muy guapa. Y nunca tuve un momento de excitación inesperada. Un amigo me preguntó si había crecido durante los ensayos y yo le respondí: “Bueno, creo que sí, en cierto modo, pero mi actuación mejorará a medida que avance el proceso.” Y él me dijo: “No, lo que te estaba preguntando es si tuviste una erección”. Y el caso es que no.

Si Harry Potter muriese, ¿qué canción te gustaría que sonase en el funeral?
These days, de Nico.

Has comentado que te provoca bastante recelo salir con chicas que sólo quieren salir contigo porque eres famoso, pero ¿no es ésta una de las principales ventajas de ser famoso?
Sí, no sé de donde salió eso. Ese tema nunca me ha supuesto un problema. Tengo 18 años, y me da igual. Está claro que si quisiese tener una relación seria y profunda con alguien, no me gustaría que fuese una chica que estuviese conmigo únicamente porque soy actor, pero si eso no es lo que buscas no hay ningún problema.

Se ha publicado que puedes girar el brazo 360 grados. ¿Es eso cierto? ¿Cómo se hace?
Sí, es verdad (apoya la mano derecha en la mesa y la gira 360 grados). Es bastante repugnante.

¿Has tenido algún problema con la lechuza de Harry Potter?
Sí. Hay más de una, van turnándose. Lo siento, estoy destrozando la magia de las películas. Las dos lechuzas que más usan son Gizmo y Sprout. Me llevo bien con Gizmo, pero con Sprout es otra historia. Si se pone de mal humor te da picotazos.

¿Crees que los Sex Pistols están enormente sobrevalorados?
Para nada. Creo que están muy infravalorados en cuanto a su talento. Todo el mundo dice que no sabían tocar, y está claro que no eran virtuosos: Sid Vicious no tenía ni idea de tocar el bajo, pero estaban muy compenetrados. Me encantan los Sex Pistols así que no estoy para nada de acuerdo con que están sobreva- lorados. Además, abrieron el camino para muchas otras bandas que de otro modo no existirían.

Tienes tres A-levels (equivalente británico al bachillerato), en Religión y Filosofía, Literatura Inglesa e Historia. ¿Por qué te molestaste en estudiar? ¿Para qué te podría servir un título académico?
Eso mismo fue lo que me pregunté yo cuando estaba en el examen de historia, sin tener ni idea de qué decir sobre Bismarck. Pero sé que si no lo hubiese hecho me sentiría como un estúpido.

¿Prefieres Babyshambles o Dirty Pretty Things? Estarás de acuerdo que Pete Doherty es un poco patético…
Aunque siento tener que decir esto, elijo a Dirty Pretty Things. No creo que Pete Doherty sea patético. Me encanta su música, y en cuanto a lo del crack y la heroína, si es eso lo que quiere hacer… Probablemente no lo sea. Bueno, quizás sí. No lo conozco, así que no voy a juzgar su comportamiento.

¿La gente te llama Harry sin querer?
¿Sin querer? No, a propósito. Dios, me pasaba siempre en el colegio. Una vez, un amigo me llamó Harry sin querer. A veces hago algo horrible, si hay alguien en la habitación llamado Harry y alguien le llama. Digo “¿Sí?… ¡oh no!”. No puedo evitar responder un poco, lo cual es bastante embarazoso. Pero nunca en un momento íntimo. Dios, no. Eso acabaría con el momento… 

¿Te molestó cuando unos vándalos pintaron con grafiti el verdadero Hogwarts Express en 2003?
Me hizo mucha gracia. Quiero decir, fue horrible para la pobre gente que tuvo que limpiarlo, pero no me puse a llorar esa noche, pensando “¡Oh no, y ahora cómo voy a volver a Hogwarts!”

Dices que escribes poesía. ¿Puedes recitar un par de versos?
Definitivamente no. Es verdad que escribo poesía, pero no creo que sea lo suficientemente buena como para poder enseñársela a nadie, aunque sí que les envié en una ocasión un par de poemas a dos personas a las que admiro muchísimo. La primera fue Tony Harrison, que es un poeta de Leeds buenísimo, y la segunda fue Stephen Fry. Ambos me dieron una respuesta muy positiva, pero tengo mucho que aprender. ¿Que si alguna vez le he dado un poema a una chica? En una ocasión le di un soneto a alguien, y le gustó mucho. ¿Conocéis esa canción de Scroobius Pip y Dan Le Sac (Thou Shalt Always Kill)? Pues la canción tiene un verso que dice algo como “No usarás la poesía, el arte o la música para entrar en las bragas de las chicas/Úsalas para entrar en sus mentes”. Creo que ésa es la mejor manera de hacerlo, sin duda.

¿Cómo son las groupies de Harry Potter? ¿Hay muchas mujeres mayores que quieren ponerse maternales contigo?
No lo expresaría así (risas). Las groupies de Harry Potter… No las llamaría eso, en realidad, porque son muy dulces y muchas de ellas son bastante inocentes y muy jóvenes. En realidad no tengo groupies en el sentido estricto.

¿Consideras que lo que hace el ilusionista, escapista y mago David Blaine es magia?
No. No le veo el sentido a ese truco que hizo aquí, cuando se encerró en la caja de cristal. Sus trucos de cartas son fantásticos. ¿Que si puedo hacer trucos? Sí, podría darte dos ases rojos y convertirlos en ases negros sin tocarlos. Es terriblemente sencillo. ¿Que cómo lo hago? Eso no te lo puedo decir.

Estás empezando a tocar el bajo. ¿Te dio Gary Oldman (co-protagonista de las películas de Harry Potter y actor que encarnó a Sid Vicious en la pantalla grande) algún consejo para tocar este instrumento? ¿Y qué otros buenos consejos te dio, con respecto, por ejemplo, a tener cuidado con el alcohol?
Me enseñó la parte del bajo de Come together, de los Beatles, y fue increíble, la mejor hora que he pasado con él. Sucedió cuando estábamos rodando; estábamos arriba, en mi camerino. Le encantan los Beatles. Y en cuanto a las advertencias sobre la bebida, no me ha dicho nada, pero sí que me dio unos consejos muy buenos sobre las chicas, que voy a seguir a rajatabla. Uno de ellos es que hay que enterarte de si se llevan bien con sus padres, una buena regla general. El resto no lo puedo contar. No porque fuese picante (risas), sino porque fue un momento privado entre Gary y yo.

¿A qué estrella del rock imitas cuando te pones delante del espejo?
A David Bowie, en su época de Ziggy Stardust. En una ocasión fui a una fiesta de disfraces disfrazado de Bowie y estaba impresionante. Conseguí encontrar los trajes que habían usado en la película Velvet Goldmine y me los prestaron un par de días. Me puse maquillaje, rimel, pantalones de lamé dorados, zapatos de plataforma, una camisa de piel de serpiente y un abrigo de lentejuelas. Fue increíble. El tema de la fiesta era Grease, así que fue más divertido todavía, ya que pasé de largo. Fue hace unos años, cuando tenía 14, y ya era casi igual de alto que ahora.

¿Te compra J.K. Rowling buenos regalos por tu cumpleaños?
La verdad es que sí. No tanto por mi cumpleaños, sino por hacer las películas. No voy a contar qué me ha regalado. La otra noche fui a cenar con ella. Es fantástica; es muy fácil hablar con ella y me cae muy bien. ¿Que si siento que no tengo un duro cuando estoy con ella? (risas). Pues sí, la verdad. ¡Pido agua del grifo, nada de agua mineral! Es una persona increíblemente inteligente, y ha escrito los libros más exitosos de su época, sin duda. Son historias fantásticas, pero Stephen Merchant me dijo algo cuando trabajamos juntos en Extras: “No pude evitar pensar, al ver a toda esa gente esperando a entrar en la librería, que, si se hubiesen ido al pub a emborracharse y a enrollarse con alguien, tendrían algo que hacer. Y que comprasen el libro por la mañana”.

¿A qué pregunta te gustaría no tener que responder nunca más?
Probablemente la de: “Si pudieses hacer magia en la vida real, ¿qué harías y por qué?”. Para cuando empecé a trabajar en la tercera película, ya había tenido dos años de conferencias de prensa, en la que todos lo entrevistadores me preguntaban eso. Cuando tienes 14 años no puedes contestar: “Oh, me gustaría tener la capa de invisibilidad, para que nadie pudiese verme” sin quedar como un idiota.

¿Con cuánta frecuencia vas a ver jugar al Fulham?
No muy a menudo. Soy forofo del Fulham porque vivo a dos minutos del estadio, pero no soy fanático del fútbol. El deporte que me apasiona es el críquet, la verdad, aunque también me hace sufrir.

Si hiciesen una versión porno de Harry Potter, ¿cómo crees que debería llamarse?
Seguramente algo poco original, como Harry Porno. ¿El nabo filosofal? ¡Ese me gusta! Harry Potter y el Calabozo Secreto, quizás. (Se le ocurre una sugerencia más guarra pero insiste en que quede off the record). Un amigo mío dice que existe una película alemana. Quizá se lo esté inventando, pero me contó que el actor que me interpreta tiene un enorme… bigote.

Publicado en:

http://www.revistaman.es/Personajes_Man/Entrevista-a-Daniel-Radcliffe-01-2008-55496.html

Anuncios
Posted in: Entrevista